VOX se querellará contra el presidente de la CNMV si no toma medidas tras el asalto a Indra, ahora controlada por el Gobierno

VOX se querellará contra Rodigo Buenaventura, presidente de la CNMV, si no toma medidas tras el asalto a Indra que tuvo lugar el jueves de la semana pasada y que fue protagonizado por Joseph Oughourlian, primer accionista de Prisa y la SEPI con la ayuda del grupo vasco SAPA.

El viernes, Buenaventura declaró al ser preguntado por dicho asalto en un acto público en el que participaba, que la operación llevada a cabo por Prisa y SEPI era:

«Llamativa y preocupante».

Asimismo aseguró que requeriría a las compañías implicadas más información

El partido de Santiago Abascal considera que Buenaventura tiene la obligación de examinar la operación a fondo y tomar medidas contra lo que presente indicios de una operación acordada entre las tres compañías implicadas y no confesada al regulador.

Y es que esto, estaría totalmente prohibido

EL ATAQUE A INDRA

El viernes Indra sufrió un golpe brutal en bolsa que borró más de 264 millones de euros de capitalización de la compañía con una caída al cierre del 14,7% después de que los títulos operados por encima de los 8,3 millones de acciones se multiplicaran.

La pérdida de valor de la compañía ha sido estruendosa y evidente y ha llevado a que el mercado refleje una gran desconfianza sobre la gobernanza de ésta, que tras el asalto, ostenta el Gobierno a través de la SEPI y con un presidente –Marc Murtra– afecto a los intereses socialistas.

EL GOBIERNO ARREMETE CONTRA LA CNMV

El ansia de control del Gobierno continúa creciendo desenfrenadamente; este mismo sábado, después de la debacle de Indra, ha aprobado un proyecto de Ley del mercado de valores y de los servicios de inversión que amplía el mandato de la presidencia de la CNMV de 4 a 6 años pero elimina completamente la posibilidad de renovar el cargo.

Además, la norma elimina los recursos de alzada al Ministerio de Asuntos Económicos para las sanciones graves que imponga la CNMV

En un principio, Buenaventura y Monserrat Martínez Parera, que fueron nombrados presidente y vicepresidente respectivamente en diciembre de 2020 por un periodo de cuatro años hasta diciembre de 2024, habrían podido renovar dichos nombramientos por otros cuatro años al finalizar su mandato.

No obstante, el nuevo proyecto del Gobierno incluye una disposición transitoria segunda que señala que los actuales presidente, vicepresidente y consejeros de la CNMV que estén en su primer periodo de mandato (como es el caso de Buenaventura y Martínez Parera), podrán ser renovados al terminar su mandato una única ves y por un periodo de tiempo total que no podrá exceder los 6 años. En vez de, como antes de esta maniobra del Ejecutivo, los 8 años de los que han disfrutado todos sus predecesores.

Así, Buenaventura y Martínez Parera sólo podrían ser elegidos por dos años más hasta llegar a un máximo de 6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.