VOX pide la disolución del Ayuntamiento de Granada para convocar elecciones anticipadas antes de que el PSOE pase su moción de censura

VOX ha solicitado la disolución del Ayuntamiento de Granada para convocar elecciones anticipadas en el plazo máximo de tres meses

Macarena Olona, secretaria general del grupo en el Congreso ha comparecido en rueda de prensa para instar a la Junta de Andalucía a que utilice todos los recursos legales a su disposición para tomar el control del Consistorio.

Ha sido acompañada del portavoz de su partido en Andalucía, Manuel Gavira, el diputado de VOX en Andalucía, Francisco Ocaña, y el portavoz de la formación en el Ayuntamiento de Granada, Onofre Miralles,

El partido de Santiago Abascal afirma que el Gobierno de Andalucía del popular Juanma Moreno puede recurrir a la Ley Reguladora de Bases del Régimen Local (Ley 7/1985), a la Ley Orgánica 5/1985 del Régimen Electoral General y la Ley 57/2003 de Modernización de Gobierno Local, que recogen la posibilidad de disolver un Ayuntamiento cuando no cumple sus funciones constitucionales.

Y es que en este caso, no cumple dichas funciones

En estos momentos el gobierno municipal sólo tiene dos miembros; el alcalde Luis Salvador y un concejal, ambos de Ciudadanos.

Como la Ley exige que haya un mínimo de tres miembros en el caso de Granada para cumplir esas funciones se puede argumentar que la ciudad carece en la práctica de gobierno lo que implica la privación de su representación a los ciudadanos

Esto ya ha ocurrido antes. En la época de Jesús Gil se disolvió el Ayuntamiento de Marbella.

Será el Gobierno de Juanma Moreno -al que VOX ha elevado su petición- el que tendrá la responsabilidad de tomar esta decisión.

Olona ha afirmado que:

«Desde el pasado 8 de junio, un solo hombre mantiene secuestrado el Ayuntamiento de Granada«.

«Cuando más le necesita la ciudadanía está pensando en su propio interés y en mantenerse en la poltrona pública».

Ha criticado también el pacto de PP y Ciudadanos de cambiar el mando del Ayuntamiento a los dos años; acuerdo que además no se ha cumplido y ha funcionado como el detonante de la situación actual, en la que recuerda, que todos los concejales salvo el alcalde y uno de Ciudadanos han abandonado el gobierno municipal.

Olona ha acusado al PP de «haber rendido Granada en una negociación indigna« y considera que «debería ser el PP» el que resuelva esto:

«Hay una absoluta parálisis de la corporación municipal».

Gavira será quien traslade a Moreno Bonilla la petición del partido de promover la disolución del Ayuntamiento.

Moreno no tiene mucho tiempo. El líder del grupo municipal del PSOE Paco Cuenca, ha amenazado con una moción de censura:

“Si el alcalde de Granada no dimite en 72 horas, el grupo socialista iniciará los contactos con todos los grupos municipales que quieran rescatar esta ciudad”.

Fuentes del partido han admitido que la Junta de Andalucía podría rechazar su solicitud por el temor a que esto cause un efecto dominó que acabe forzando un adelanto electoral en toda la comunidad autónoma. Algo que VOX ha reclamado, pero ante lo que se ha opuesto Juana Moreno.

Está en manos del PP retomar el control tal y como le pide VOX antes de que el PSOE consiga los apoyos necesarios para una moción de censura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *