Vox ha propuesto formalmente en las Cortes Generales la supresión de las subvenciones publicas a partidos políticos

Vox ha propuesto formalmente en las Cortes Generales la supresión de las subvenciones publicas a los partidos, incluyendo las que se pagan para afrontar gastos de campaña.

El fin de la formación liberal-conservadora es que toda financiación de las formaciones políticas provenga de particulares y, por tanto, ya no sea necesario que sus cuentas sean revisadas anualmente por el Tribunal de Cuentas.

Así lo recoge en sus propuestas de resolución sobre el informe del Tribunal de Cuentas relativo al año 2016, que se someterán a votación próximamente en la Comisión Mixta (Congreso-Senado).

55 millones en 2022 solo en subvenciones anuales

Según el texto recogido por Europa Press, Vox quiere que el Parlamento inste al Gobierno a presentar sendas reformas de la Ley Electoral y de la Ley de Financiación de los Partidos Políticos. El objetivo final es “eliminar las subvenciones públicas a los partidos políticos, fundaciones y demás entidades vinculadas o dependientes de ellos”.

Los partidos políticos con representación parlamentaria reciben cada año subvenciones para su funcionamiento ordinario y para inversiones destinadas a cubrir gastos frente a la amenaza terrorista. Para este año, y según los Presupuestos Generales en curso, se prevé repartir alrededor de 55 millones de euros (52,7 millones para funcionamiento ordinario y 2,70 para gastos de seguridad).

Vox pretende acabar con esos dos tipos de subvenciones anuales, pero también quiere eliminar las otorgadas para costear gastos electorales en cada proceso electoral. Su objetivo es que se promueva y facilite la financiación privada de los partidos y sus fundaciones, garantizando la transparencia pública de las aportaciones recibidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.