Vox firme a sus principios sobre inmigración, exige «expulsar de forma inmediata a los inmigrantes legales que cometan delitos graves o hagan del delito leve su forma de vida, procurando que cumplan las penas en sus países de origen»

Vox ha propuesto una serie de medidas con el objetivo de poner fin a la «invasión inmigratoria» que sufre España, y ante la inacción del Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez.

El partido de Santiago Abascal señala que «en los últimos años, ha sido frecuente escuchar por parte de la izquierda, la necesidad de que España reciba inmigrantes. De hecho, hasta la irrupción de Vox, no se admitía discusión al respecto porque el consenso progre había censurado un debate, al tiempo que los españoles tenían cada vez menos hijos, menos trabajo, y más inseguridad en los barrios«.

De hecho, «sin políticas de fronteras abiertas los tratantes y los traficantes de personas tendrían muy difícil continuar con sus negocios», señaló Rocío de Meer, diputada de Vox, quien recuerda con frecuencia que su formación «adora agravar las penas a los peores criminales, lo que nos convierte en el partido de las calles seguras, el que temen los violadores, maltratadores y los peores asesinos».

Pese a ello, el Gobierno de España insiste en la necesidad de permitir la entrada masiva de inmigrantes para paliar las necesidades de mano de obra. Sin embargo, España lidera la tasa de paro de los Veintisiete alcanzando un 12,6%.

«Lo que se quiere es mano de obra barata que expulse definitivamente del mercado laboral a gran parte de los jóvenes y que facilite mantener las rentabilidades empresariales», advierte el vicepresidente de Acción Política y eurodiputado de Vox, Jorge Buxadé

Otro de los problemas que la formación de Abascal puso encima de la mesa fue el uso por parte de algunos estados de los inmigrantes. Con estas acciones, Marruecos, ha presionado a España para conseguir fondos mediante oleadas de inmigrantes ilegales. Así ocurrió con el asalto a Ceuta de mayo de 2021, que se ha repetido en Ceuta y Melilla en 2022 en varias ocasiones.

Por ello, Vox contempla la imposición de sanciones a los Estados que promuevan oleadas masivas de inmigrantes o las utilicen como arma diplomática y se ilegalizarán todas las entidades que colaboren con la inmigración ilegal. Por el contrario, el Gobierno de coalición (PSOE-Unidas Podemos) ha regado de millones a Marruecos, mientras que lanzaba a su población a invadir la frontera con España.

Buxadé denuncia que antes de Sánchez «hubo otros que tampoco fueron capaces ni tuvieron voluntad alguna de proteger las fronteras, la seguridad interior y el orden jurídico nacional». Y es que «creen que las personas son sujetos intercambiables que se pueden comerciar, trasladar o mover de un lado a otro, sin que tenga consecuencias sociales, políticas, económicas, culturales», asevera.

Otro de los graves problemas que preocupan a Vox es el de la integración de estos inmigrantes. De hecho, Abascal ha llegado a solicitar a Sánchez, desde la Tribuna del Congreso de los Diputados, que «se ponga en la piel de esos padres que verán llegar a sus hijos agredidos y a sus hijas violadas».

Vox es tajante: «Expulsar de forma inmediata a los inmigrantes legales que cometan delitos graves o hagan del delito leve su forma de vida, procurando que cumplan las penas en sus países de origen»

La pasada semana el Grupo Parlamentario Vox en el Congreso presentó una batería de preguntas sobre las últimas agresiones cometidas por ilegales. Además, reclamó que «desde el Gobierno de España se adopten las medidas necesarias para garantizar la seguridad ciudadana y preservar la seguridad nacional de nuestro país”.

Respecto a los menores extranjeros no acompañados (MENAs), Vox contempla el cierre de los centros de estos menores que crean inseguridad en nuestras calles, ya que «todos los menores extranjeros deben ser repatriados con sus padres a sus países de origen de forma inmediata».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.