VINEA solicita una mejor seguridad vial en Calahorra

VINEA Calahorra en su afán de mejorar nuestra ciudad, sigue solicitando medidas de actuación urgentes. Si en semanas pasadas fueron temas relacionados con la basura, la suciedad o las calles que literalmente se están cayendo, ahora toca hablar del mal estado del pintado vial de Calahorra.

El Ayuntamiento tenía previsto, durante los meses que ha durado el estado de alarma, pintar las calzadas de toda la ciudad, pero finalmente no fue así

Al final, el contrato fue adjudicado a la empresa TEVASEÑAL, S.A. por el precio de 102.530,23 euros, IVA incluido. El plazo de ejecución del contrato será de dos años, realizándose trabajos tanto en 2020 como en 2021.

El problema de este contrato es el elevado precio y la poca calidad del servicio

VINEA se ha puesto en contacto con los operarios de la empresa y les comunicaron que no podían pintar más porque el presupuesto no se lo permitía, dejando caer que es necesario un presupuesto mayor para abarcar el trabajo al completo.

La ciudad es un desastre a nivel vial

Calahorra consta de pasos de cebra prácticamente inexistentes y a medio pintar; en algunos casos como los dos que dan acceso a la Guardería del Carmen.

«Las líneas de autobús están desaparecidas, las calles sin delimitar los carriles, stop y cedas el paso borrados, cargas y descargas desaparecidos, las paradas del autobús urbano ni se ven, líneas de aparcamiento sin delimitar…»

VINEA Calahorra pregunta directamente al Consistorio:

Este servicio contratado y ese dinero invertido salido de los impuestos de los contribuyentes, ¿creen que ha proporcionado un servicio idóneo?

Prometieron todos los servicios a la ciudad y se han visto claramente desbordados. Ante su manifiesta mala e improvisada gestión, desde VINEA Calahorra sugerimos:

Contraten dos operarios para la brigada.
Compren una máquina (como compran para la brigada el material necesario), adquieran pintura y pinten toda la Ciudad.
No renueven el contrato con ninguna empresa, por que con ese importe de 50.000 euros anuales, les permite tener dos operarios más con la jornada laboral actual todos los años, teniendo la ciudad como se merece y pintado cada rincón.

Recuerden el peligro que conlleva la nula visibilidad de las marcas viales.

En Calahorra hay mucha suciedad, calles abandonadas y derrumbadas, fuentes que no funcionan. Nuestro patrimonio más querido cómo Quintiliano y la Matrona carcomido por el musgo. El comercio ha sido abandonado durante la crisis sanitaria y un largo etcétera que les recordamos comunicado tras comunicado.

«Pónganse a trabajar, dejen las obras faraónicas para otro momento, y pónganse el buzo y manos a la obra como hacemos todos los vecinos todos los días»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *