Villanueva del Arzobispo. Triunfo de Emilio de Justo y las maneras de Juan Ortega

Se celebró ayer sábado en Villanueva del Arzobispo (Jaén) una corrida con el hierro y divisa de Santiago Domecq, vacada que apetece ver ahora mismo por el buen momento por el que está atravesando.

La terna estaba compuesta por, Diego Urdiales, Emilio de Justo y Juan Ortega, terna más que interesante y con una ganadería de categoría.

Este cartel, era todo un acontecimiento taurino. Y la verdad, que la corrida no dejó indiferente a nadie. Los toros de Santi Domecq, fueron encastados con dificultades y no resultaron nada fáciles para torear. Solo les faltó más clase a la hora de seguir los vuelos de los engaños.

El triunfador fue Emilio de Justo, el cacereño volvió a sumar otro importante triunfo en su cuenta particular, afianzándose como el torero de este 2021. Ayer cortó tres trofeos, pero no nos vamos a detener en lo numérico, sino en la importante tarde que nos volvió a brindar otra vez el cacereño.

Con su primer astado, segundo de la tarde y de nombre “Durillo” Emilio de Justo nos deleitó con un vibrante trasteo, ante un encastado toro, el cual tuvo, transmisión, motor, emoción en las embestidas, raza, solo le faltó clase para tomar la muleta de Emilio de Justo. El cacereño nos mostró sus credenciales con el poderoso, vibrante y torero inicio de faena, lo mejor vino por el pitón izquierdo, dejando una importante y ligada serie de naturales, pitón por donde el astado se desplazó mejor.

Por el pitón derecho vino la emoción, y el riesgo, ante las encastadísimas embestidas de “Durillo”, el cual hizo honor a su nombre. Una estocada entera, y como dirían los viejos revisteros “En el rincón de Ordóñez” dieron con el astado al suelo, las dos orejas para el cacereño y la vuelta al ruedo para el toro de Santi Domecq, excesiva en nuestra opinión.

Emilio de Justo redondeó la tarde con el quinto astado, un toro que le regaló mejores embestidas, que el anterior burel, pero no menos exigentes

Emilio de Justo hizo un vibrante trasteo, lleno de firmeza y buen toreo, la pena que cobró dos pinchazos, antes de la estocada, pero aun así se le premió con una oreja.

Completaba terna, Juan Ortega, una de las revelaciones del año pasado. Apetecía ver al sevillano y aunque en su primer toro, no hizo el planteamiento de faena más correcto, ya que creemos que se equivocó tanto en los terrenos como en las distancias, Juan Ortega, nos deleitó con detalles tan toreros como barrocos.

Se pueden destacar algunas verónicas, por el pitón izquierdo en el recibo capotero, lances suaves, templados y con personalidad, como algunos muletazos en la faena de muleta, ante un astado que reponía y nunca se salía de los vuelos de la franela de Juan Ortega.

El sevillano fue volteado al entrar a matar, llevándose una cornada envainada de 6 cm, la cual no le permitió que saliera, a torear el sexto toro.

Con su segundo oponente, vimos más centrado a Juan Ortega y nos deleitó con un trasteo lleno de torería, personalidad y naturalidad, además de muy jaleado por el público, donde acabó cortando un apéndice y dejó un grato sabor de boca para siguientes compromisos.

Y por último, abría cartel Diego Urdiales, el cual nunca terminó de acoplarse con su primer toro, un exigente astado, que nunca regaló ninguna embestida, siempre lo tenía todo guardado.

Con el cuarto de la tarde, la faena discurría por los mismos derroteros, que con su primer. Este cuarto era otro exigente toro, el cual se le acabó venciendo a Urdiales por el pitón derecho, poniendo al torero en una difícil situación, pero a la vez también, despertó al diestro de Arnedo, porque a partir de esa “colada” vimos a un Urdiales más centrado y terminó el torero riojano dejando un importante trasteo, y sometiendo al astado de Santo Domecq, cortando un apéndice.

Faena que le tiene que servir al riojano para devolverle la confianza. Resumiendo corrida interesante de Santiago Domecq, donde Emilio de Justo sigue por la senda del triunfo, Juan Ortega sigue creciendo como torero y Urdiales recobró el sitio perdido por la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.