Uno de cada cuatro millones del rescate a Plus Ultra irá a parar a empresas con vínculos chavistas

Los primeros pagos de la aerolínea-hasta 17 millones de euros o el 27% del rescate- irán destinados a saldar su deuda con PDVSA y con dos prestamistas de Panamá y Suiza que tienen negocios con Maduro.

La empresa no habría podido salir adelante de no haber sido por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Más de 6 millones de euros del rescate irían aparar a PDVSA, una de las principales empresas públicas Venezolanas (nacionalizada en su momento por Chávez). PDVSA es dueña de todas las reservas petrolíferas de Venezuela.

Esta corporación ha sido uno de los grandes pilares de la dictadura de Chávez y Maduro.

Estos movimientos financieros son reconocidos por la propia Plus Ultra en uno de los documentos enviados a Daiwa Corporate Advisory. Este es el asesor financiero que ha contratado el SEPI para el rescate.

Vínculos chavistas por todos lados.

Si el banquero panameño que prestó dinero a Plus Ultra es inversor también de PDVSA, los vínculos entre la firma suiza y la dictadura de Nicolás Maduro son igualmente evidentes.

El prestamista Simon Leendert Verhoeven ha tenido negocios con la petrolera Esvenca, vinculada a Víctor Vargas. A Vargas se le llegó a conocer como el ‘banquero de Chávez’.

Panacorp Casa de Valores, la firma panameña, está vinculada también a Camilo Ibrahim Issa, un magnate venezolano cercano a la vicepresidenta del Venezuela, Delcy Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *