Unidas Podemos se planta ante Sánchez y la OTAN: Vota en contra de los resultados de la cumbre OTAN y de subir el gasto en defensa

Queda en el aire la decisión que finalmente adoptará el partido de extrema izquierda en cuestiones como el aumento de la presencia de destructores en Rota

Las profundas diferencias vuelven a hacerse notar en el cada vez más dividido Gobierno de coalición. En este caso la fractura es con respecto a la OTAN y la política de seguridad y defensa.

Unidas Podemos ha retado a Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados al votar en contra de «los resultados» de la Cumbre de la Alianza en Madrid y del compromiso para aumentar el gasto militar en los próximos años.

Esta votación ha sido provocada por una moción presentada por el PP sobre la política exterior de España que, aunque no tiene consecuencias jurídicas, sí las tiene a nivel político.

El PSOE no tiene el viento de cara para refrendar en el Consejo de Ministros, primero, y en el Congreso después, el cambio en el acuerdo bilateral con EEUU para aumentar el número de destructores en la Base Naval de Rota (Cádiz). En los próximos meses habrá que abordar también el asunto de los Presupuestos Generales del Estado. Sánchez ya se ha comprometido con el resto de aliados atlánticos a ir elevando la inversión en Defensa con el objetivo de alcanzar el 2% del PIB en 2029.

Unidas Podemos ha votado diferente del PSOE en 14 de los 15 puntos de la moción del PP, y en los temas cruciales de seguridad lo ha hecho expresando una posición antagonista a la del socio mayoritario del Ejecutivo.

El sector socialista del Gobierno muestra su alegría por el desarrollo de la cumbre de la OTAN en Madrid, mientras que Unidas Podemos ha votado en contra de «apoyar» sus «resultados». De igual modo, UP ha rechazado «impulsar que el nuevo concepto estratégico (de la OTAN) contemple la garantía de protección de todo el territorio nacional con particular atención a los territorios no peninsulares».

Los morados han repudiado apoyar las misiones de la OTAN y de reforzar la presencia española en todos los esquemas de seguridad colectiva. También han rechazado situar a Rusia como una amenaza.

PSOE y Unidas Podemos se han dividido asimismo al abordar el futuro gasto en Defensa. Los morados rechazan «garantizar una adecuada financiación de la defensa nacional llegando a un 2% del PIB antes de 2030», que es uno de los principales compromisos adquiridos por Sánchez con los miembros de la OTAN.

Había varios puntos de la moción referidos la invasión rusa de Ucrania. En uno de ellos el PP pedía «seguir incrementando el apoyo militar» a los ucranianos para disponer de capacidad para «repeler la agresión» de Rusia. El PSOE ha votado a favor pero Unidas Podemos ha dicho «no». Luego se ha abstenido de «reconocer el papel» de Zelenski «al frente de Ucrania y su defensa de la independencia y la integridad territorial de su nación».

El PP, que con esta moción buscaba retratar las divisiones internas del Gobierno en un asunto estratégico de país, ya alertaba el pasado martes de las consecuencias que tiene esto para la credibilidad de España.

En el turno de Unidas Podemos, Gerardo Pisarello denunció que sumarse a la «ardor belicista» de la moción era propio de «pirómanos» y contrapuso la OTAN con la paz. «Ni la inflación ni el desempleo se van a resolver sembrando Europa con más ojivas nucleares o con más buques de guerra», afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.