Unas 15.000 mil personas se manifiestan en Bilbao contra el pasaporte Covid: «El pasaporte es un medio de control que no tiene ninguna validez sanitaria. Es una herramienta de ingeniería social»

Cerca de unas 15.000 personas, según estimaciones de la Policía Municipal, se han manifestado este pasado sábado en BIlbao contra el pasaporte Covid bajo el lema «Stop pasaporte a la dictadura, Libertad».

La movilización fue convocada por la plataforma Bizitza, que engloba a una treintena de asociaciones sociales, culturales y profesionales

La manifestación partió pasadas las 17:00 horas de la tarde de la Casilla, que sirvió de punto de encuentro a los convocados, llegados de diversos puntos de País Vasco, Navarra y Asturias. Incluso llegaron a verse numerosas banderas del principado, Cantabria y Aragón.

Se repartieron folletos denunciando que obligar a los niños a usar mascarilla «es maltrato a la infancia», rechazando «la inoculación de un medicamento experimental» sobre todo en los pequeños, asegurando que «la guerra que nos ha declarado a todos los seres humanos amantes de la libertad los que nos quieren someter, está lejos de llegar a su fin».

«Los derechos que debes exigir antes de inocularte el medicamento experimental»

Entre las personas que participaron en la manifestación, la tónica eran opiniones contrarias a los medios: «Solo se publican los datos oficiales que están manipulados», aseguraba una joven de Pasaia que acudió con sus dos hijas al multitudinario evento.

«Yo no soy antivacunas, pero estoy en contra de que se obligue a ponerla. Es un apartheid»

«El pasaporte es un medio de control que no tiene ninguna validez sanitaria. Es una herramienta de ingeniería social», opinó también la cántabra Olga Darío. «Es un medio para forzarte a vacunarte, pero no sirve para nada. Yo puedo estar sana, pero no me dejan entrar al gimnasio sin él, y tú puedes estar vacunado y enfermo, y con el pasaporte entras donde quieras y vas contagiando a todo el mundo».

La marcha llegó al Ayuntamiento de Bilbao, donde fue recibida a los sones de la txalaparta y con el canto de bertsos, pasadas las siete de la tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.