Una mujer ha sido condenada en Santiago a no poder hablar ni ver a su hija por acusar falsamente al padre de abusar sexualmente de su hija

Una mujer ha sido condenada en Santiago por haber denunciado falsamente en reiteradas ocasiones a su exmarido.

Le acusó de abusos sexuales a la hija que tienen en común, una niña de temprana edad

Su mentira provocó la detención del hombre en varias ocasiones, pero las investigaciones policiales determinaron que no había nada de verdad en las historias de la mujer, lo que terminó provocando que el procedimiento se volviera en su contra.

Finalmente, ella ha terminado siendo la juzgada y el 9 de diciembre del 2019 el Juzgado de lo Penal número 1 de la capital gallega dictó una sentencia declarándola culpable de un delito continuado de acusación falsa, de maltrato habitual a la niña y de dos de lesiones leves a su exmarido.

La pena impuesta es de un total de dos años y medio de cárcel, multa de 5.040 euros y tendrá que indemnizar a la pequeña con 3.000 euros por el daño que le ha causado

Además tampoco podrá comunicarse con su hija por cualquier medio durante un año y medio, tiempo en el que ni tan siquiera podrá mantener contacto visual, escrito o verbal con la pequeña.

Tampoco podrá acercarse a menos de 200 metros de ella en ese mismo período de tiempo.

Al exmarido de la condenada, la dramática situación le provocó dos crisis de ansiedad.

Por suerte, los hechos se fueron esclareciendo. Le quitaron la custodia de la niña a su exmujer y se la dieron a él, pudiendo denunciarla y ver como finalmente ha sido condenada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *