Un virus llamado Iglesias

“Madrid, qué bonita eres cuando eres antifascista”. Tuit del todavía vicepresidente segundo y segundo gran problema de España, Pablo Iglesias Turrión; el primero es quién lo nombró, Pedro Sánchez y el PSOE.

El tuit contiene cuatro imágenes: la bandera del arcoíris (gay), él, que adora al criminal “Che Guevara”, que los encerraba en campos de concentración; otra de la sanidad pública (él, paciente del Ruber Internacional), otra relacionada con el femimarxismo (el azotador de mujeres) y otra que reza “NO PASARÁN”, clara alusión a la Guerra Civil española, que es en lo que está este maldito. Acaba con la imagen de la sede de la Comunidad de Madrid y la leyenda citada resaltando “Madrid antifascista”, el gran sueño del mamarracho caribeño.

No pensaba escribir nada sobre él, pero empiezo a estar ya hasta saturado de este político morralla, de sus coces verbales y de sus continuos ataques a todo el mundo. De él y de todos los piojosos que lo portan en hedor de multitudes de sucios. A todos estos los invitaba a empadronarse en Corea del Norte. ¡Hala!, disfrutad las bondades del socialismo-comunismo, burros.

Vamos a ver, niñato mal criado, ¿quién carajo eres tú para llamar fascistas a todo el que te lleva la contraria? ¿Quién te has creído? Es que ya está bien. Ya basta de vomitar sandeces, que el día que digas algo inteligente te estallará la cabeza y llenarás de estiércol toda España.

Sinceramente, asquea y aburre escucharlo. Yo creo aburriría al mismísimo Santo Job, que en caso de conocerlo acabaría suicidándose. Y, ¿cómo es posible que alguien políticamente siniestro haya llegado tan lejos? PSOE, cuatro siglas, cuatro lacras. El verdadero mal.

Pues, aunque no me creáis, siento lástima por él. Pobrecito, solo saber odiar. ¡Qué triste y desgraciado debe ser! Daría asco si no diese pena. Y es que, el feo de Galapagar ve “fachas” por todos lados, como en aquella escena de la película El Sexto Sentido, donde el niño veía muertos, este ve fascistas. Pues para ser alguien que vive a lomos del lujo de su mansión de la sierra norte de Madrid o del “pisito” del soltero en el barrio de Salamanca con su nueva “Lilith conquista”, ve demasiada maldad, excepto que se mire al espejo o contemple las fotos de sus compañeros de partido.

Ahí sí que verá lo peor que hay: comunistas

Yo me he tomado la molestia de acudir a la aritmética para intentar aclarar esta cuestión y cuadrar el número oficial de fascistas patrios, apoyarme en las estadísticas reales, navegar por los mares facha-demoscópicos y debo decir que no hay tal cantidad de miembros del Partido Socialista Italiano de Mussolini –fascistas-, salvo que él no salga de la mugrienta sede podemita. De ser así, el piojoso heredero del frapero está en lo cierto. Ya lo dijo un sabio: “los fascistas del futuro se llamarán antifascistas”, va por ti, Pablo.

Vomita el cuadrúpedo mental que “el día que se levanten las alfombras, Ayuso y muchos compañeros suyos acabarán en la cárcel”. Y lo dices tú y tu basura de partido, que habéis sido condenados varias veces (leer otro artículo de mi autoría: Delitos de Podemos) por distintos hechos, amén de tener abiertas innumerables causas judiciales por corrupción. Tú, que de no ser aforado ya estarías siendo juzgado por la Audiencia Nacional por tu actuación, presuntamente criminal, en el “Caso Dina”, tu “amiguísima” a quién le has puesto un panfleto para airear porquería de todos los que tú digas.

Tú y tu partido, que inventáis cloacas del Estado, cuando sois vosotros la única cloaca. Tú y tu partido llorábais un Orinoco de lágrimas cuando falleció el asesino Hugo Chávez, vuestro héroe, un tirano para los demócratas. Tú, que cabalgas contrariedades al hacer la genuflexión como servil lacayo ante regímenes asesinos, mientras pones la mano y no sé si el trasero.

A ver, loco del moño, ¿no te cansas de hacer el tonto? ¿No te da vergüenza las cosas que dices y haces? ¿Tanto odias a España que solo anhelas destruirla? No tienes bastante con pasar de insignificante vocero comunista asociado a millonario en solo tres años. Piensa que un día tu estirpe será mayor y tendrá que sufrir el escarnio público de conocer la ponzoña de su padre. ¿Esta es la imagen que quieres que vean de ti?, ¿de verdad? Ni tú te mereces a ti mismo.

Creo que, el coletas, es una enfermedad contra la que no estamos vacunados. Él es a España y a la democracia lo que un virus es al cuerpo humano y a la vida, una amenaza letal. Yo deseo que caiga él y toda su cohorte de parásitos.
Como dije al inicio, querido lector, no pensaba escribir nada, pero viendo el comportamiento del todavía vicepresidente del Gobierno, para nuestra desgracia, he creído justo dedicarle estas letras. Porque no podemos ni debemos acostumbrarnos a concebir como normal que un líder político se convierta en pirómano y dedique a incendiarlo todo. Es altamente peligroso, máxime cuando sabemos que posee un “ejército de locos, radicales y kale borroca” dispuestos a defender su causa.

Para valorar la gravedad de sus palabras, habría que pensar qué diríamos si los líderes de la oposición hiciesen lo mismo, ¿os lo imagináis? ¿Qué consecuencias tendría, que dirían los subvencionados medios que hoy callan las barrabasadas de este bocachanclas? ¿Nos damos cuenta de la dimensión de sus soflamas, del riesgo para la convivencia y la democracia? Ese riesgo es Pablo Iglesias.

Para finalizar deseo disculparme…, contigo, apreciado lector, por estas letras que nacen del hastío al ver a este tipejo aspirante a ser humano, día sí y otro también prendiendo la mecha que al final encenderá y causará daños difíciles de prever.

Solo me queda decirte lo que don Juan Carlos le dijo al gorila rojo Chávez, ¿por qué no te callas? Mamarracho…

7 comentarios en «Un virus llamado Iglesias»

  • el marzo 23, 2021 a las 1:08 pm
    Enlace permanente

    Muy buena descripción de este «sinvergüenza con pintas en el lomo». Defines muy bien al personaje, posiblemente, junto con Cunfraude, los dos personajes más siniestros, que unidos a ZP, forman la punta de lanza de esta banda criminal que quiere destruir el régimen democrático y de libertades del 78. El comunismo basa su estrategia en la propaganda a través de sus medios (que son la inmensa mayoría) por esa razón les da igual mentir, prevaricar, que cometer cualquier tropelía ya que tienen a sus medios y a los seudo-periodistas borregos y malvados que se lo encubren o tapan.
    Enhorabuena de nuevo por su artículo, D Miguel A. Y gracias por seguir en la resistencia.

    Respuesta
  • el marzo 23, 2021 a las 2:59 pm
    Enlace permanente

    Como lector, nada que disculparle, D. Miguel. Todo lo contrario. Agradecerle profundamente el retrato fiel que nos hace de este esperpéntico odiador.
    Define usted de manera fidedigna al déspota personajillo con ínfulas de dictadorzuelo. Sólo lo mueve el odio criminal y el afán de poner a España bajo su yugo. Pero no sé lo permitiremos. Aquí, en usted y en otros muchos está la Resistencia, e impediremos que el mugriento y su corrupta hueste de acólitos consigan su objetivo. A este mindundi sólo le queda un destino: la cárcel.
    Enhorabuena por su artículo!!!

    Respuesta
  • el marzo 23, 2021 a las 2:59 pm
    Enlace permanente

    Como lector, nada que disculparle, D. Miguel. Todo lo contrario. Agradecerle profundamente el retrato fiel que nos hace de este esperpéntico odiador.
    Define usted de manera fidedigna al déspota personajillo con ínfulas de dictadorzuelo. Sólo lo mueve el odio criminal y el afán de poner a España bajo su yugo. Pero no sé lo permitiremos. Aquí, en usted y en otros muchos está la Resistencia, e impediremos que el mugriento y su corrupta hueste de acólitos consigan su objetivo. A este mindundi sólo le queda un destino: la cárcel.
    Enhorabuena por su artículo!!!

    Respuesta
    • el marzo 23, 2021 a las 4:08 pm
      Enlace permanente

      Amigo, Carlos.

      Deseo darle las gracias por tener la amabilidad de leer el artículo y hacer esta crítica tan amable. Créame, comentarios como el suyo son el mejor regalo posible por redactarlo.
      Muchas veces he pensado a qué nivel de degradación ha llegado parte de esta sociedad, que es capaz de entregar su voto a este político miserable. Un tipo que adora genocidas comunistas como Lenin o Mao, que se dedica a sembrar odio y que si puede acabará provocando un conflicto entre hermanos, que hasta su desgraciada aparición vivían en paz y armonía . Creo que España tiene un problema con la izquierda, que solo acepta el voto cuando se lo dan a ellos.
      De nuevo, muchas gracias, amigo.
      Un abrazo.

      Respuesta
  • el marzo 23, 2021 a las 3:55 pm
    Enlace permanente

    Amigo, Fran.
    Muchísimas gracias por leerlo y hacer este comentario. Para mí, como he dicho en el artículo, es el segundo gran problema. El verdadero mal se llama Sánchez y el PSOE, que son los que lo han puesto a él. Yo solo puedo mostrarle mi total apoyo y defensa de todo lo que es nuestra gran nación.

    Respuesta
  • el abril 9, 2021 a las 12:28 pm
    Enlace permanente

    Nada más lejos de la realidad como dijo Ayuso, «que querrá ser de mayor»

    Respuesta
    • el abril 9, 2021 a las 3:00 pm
      Enlace permanente

      Buenas tardes, Francisco Javier.

      Quería dale las gracias por tener la amabilidad de leer el artículo y dejar este comentario. Tratándose de un comunista, cualquier cosa puede ocurrir. Lo mejor que nos puede pasar es que el próximo 4 de mayo salga vilmente derrotado y se vaya a ver series.

      Le mando un cordial saludo y le animo a seguir disfrutando de nuestraespaña.com.

      Un abrazo, amigo.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *