Atentado terrorista islámico en Francia se cobra la vida de una agente de policía

El islamista, que llegó a Francia como refugiado, ha perpetrado el asesinato a las puertas de una comisaría

El acto terrorista ha tenido lugar en la localidad de Rambouillet, a 60 km al suroeste de París.

La agente de policía de 49 años, madre de dos hijos, volvía de comer, desarmada y de paisano cuando fue atacada. La mujer recibió dos puñaladas que resultaron mortales.

Al perpetrar el brutal asesinato y mientras gritaba «alá es grande», el criminal fue abatido a tiros por los compañeros de la agente, que lloran ahora la pérdida de su compañera.

El terrorista era un tunecino de 36 años que había llegado a Francia en 2009 como inmigrante ilegal. El ilegal pudo regularizar su situación gracias al estatus de refugiado.

Francia lleva sufriendo durante varios años una ola de ataques de milicianos islamistas o personas de inspiración islamistaque han acabado con la vida de alrededor de 250 personas.

El enésimo atentado islamista

Aunque la policía francesa es efectiva y muchos atentados son abortados todos los meses, no pasa mucho tiempo entre una tragedia y otra.

El terrorismo se une al malestar social por la pandemia, el aumento de la inseguridad en las calles y las quejas de la propia policía, que cada vez se siente más desamparada en una sociedad en la que faltan agentes y no siempre se valora el trabajo de las fuerzas del orden.

Macron ha prometido recientemente contratar a 10.000 nuevos agentes, reforzar la lucha contra el terrorismo y perseguir el tráfico de drogas. Este último está vinculado, en ocasiones, al auge de células islamistas que se financian gracias al dinero de actividades ilegales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *