Un juez forzará a Marlaska a explicar en los tribunales su política de acercamiento de etarras en contra del criterio de la cárcel

El Ministerio del Interior de Fernando Grande-Marlaska deberá explicar en los tribunales su política de acercamiento de terroristas de ETA a cárceles más próximas al País Vasco y Navarra.

Esto ocurre a raíz de una petición de la Asociación Dignidad y Justicia

El juez de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha requerido al departamento de Marlaska que entregue en un plazo máximo de 20 días toda la documentación relativa a dos acercamientos realizados en marzo.

El primer etarra trasladado es Harriet Iragui Gurruchaga, uno de los asesinos materiales del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía Luis Portero García el 9 de octubre de 2010.

Fue llevado de Castellón a Logroño en contra del criterio de la Junta de Tratamiento de la propia cárcel

El segundo es Juan Antonio Olarra Guridi, condenado por estar involucrado en más de una decena de crímenes, entre los que se encuentra también el del fiscal Portero.

Trasladado desde Granada a Logroño también en contra del criterio de la Junta de Tratamiento de la prisión

EL PRECIO DEL PODER; PEAJE POLÍTICO A BILDU

El Gobierno de Pedro Sánchez ha realizado en tan solo dos años y medio 236 traslados que han beneficiado a 195 etarras.

Las asociaciones de víctimas saben que es el peaje político a pagar por el apoyo de Bildu, necesario para momentos como la investidura de Sánchez o la aprobación de los presupuestos de Estado

Sólo hay seis terroristas de ETA que cumplen condena en España que no han sido acercados. Todos pertenecen a una escisión de ETA y su brazo político que busca volver a las armas, ATA (Amnistia Ta Askatasuna).

Es decir, los únicos etarras no trasladados son aquellos que no quiere mover Bildu por pertenecer a otro grupo proetarra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *