Un hombre musulmán mata a su hermana de un tiro por una disputa familiar en Jordania. De 15 a 20 mujeres y niñas son asesinadas cada año a manos de sus propios familiares

Un hombre musulmán ha sido detenido este sábado después de haber matado de un tiro a su hermana por «una disputa familiar» al noroeste de la capital, Amán, informaron fuentes oficiales, en un nuevo suceso que ha indignado de nuevo a Jordania tras varios casos similares en las últimas semanas.

El suceso ocurrió la pasada mañana del viernes 22 de julio en la provincia de Al Balqa, al noroeste de la capital Aman. El cadáver de la mujer fue trasladado al Instituto de Medicina Forense, «y se iniciaron las investigaciones para determinar las causas y circunstancias del crimen», indicó únicamente la Dirección de Seguridad Pública en un comunicado.

Según Human Rights Watch (HRW), «de 15 a 20 mujeres y niñas en Jordania mueren cada año al ser quemadas, golpeadas o apuñaladas hasta la muerte por miembros de la familia porque se considera que han transgredido los códigos sociales de honor”

Este nuevo asesinato a una mujer se produce tan solo días después de que una joven de 22 años, embarazada de ocho meses, fuera asesinada por su vecino al este de la capital jordana «usando un martillo y golpeándola 20 veces» tras una disputa, según las autoridades oficiales del reino hachemita.

Según un estudio de la ONU de 2021, la pandemia y sus consecuencias, han intensificado la violencia contra la mujer, siendo Jordania, con un 49 %, el tercer país en el mundo que más mujeres han sufrido violencia de género o han sido testigo de ella desde el inicio de la pandemia, seguido de Kenia (80 %) y Marruecos (69 %)

Estos sucesos han provocado una ola de indignación en la población jordana, sobre todo entre las mujeres, después de que el mes pasado una joven estudiante fuera tiroteada en el interior de una universidad en Amán por un joven después de que ella rechazara hablar él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.