Un grupo de musulmanes yihadistas asesina a 132 civiles en una nueva matanza en el centro de Malí

Miembros de la Katiba Macina, grupo yihadista vinculado a Al Qaeda, han asesinado al menos a 132 civiles este fin de semana en una nueva masacre en el centro de Malí, ha informado este lunes 20 de junio el Gobierno del país en un comunicado oficial.

Los ataques se produjeron entre la tarde del pasado sábado y el domingo, cuando hombres musulmanes armados y a bordo de motocicletas entraron en tres aldeas cercanas de la zona de Bandiagara.

Allí los radicales ejecutaron sobre todo a los hombres y prendieron fuego a casas, graneros y vehículos, provocando la huida del resto de la población hacia Bankass, a unos 40 kilómetros

Fuentes locales aseguran que estos ataques son una venganza debido a que algunos habitantes de estas aldeas (Diallassagou, Diamweli y Deguessagou) habían colaborado con efectivos del Ejército maliense y mercenarios rusos en las operaciones de lucha contra el terrorismo que se llevan a cabo en la zona. Las mismas fuentes confirmaron que las localidades de Ségué y Djiguibombo también fueron atacadas por yihadistas, pero que en ambas urbes fueron rechazados por cazadores tradicionales dozos o milicianos armados de la etnia dogon.

La zona de Bandiagara, próxima a la frontera con Burkina Faso, es escenario habitual de la violencia yihadista.

La Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Malí (Minusma) ha mostrado su preocupación a través de su perfil de Twitter por las informaciones sobre “ataques llevados a cabo por grupos extremistas contra civiles en la región de Bandiagara, ataques que han provocado víctimas y desplazamiento de población”.

La insurrección yihadista, que comenzó en el norte de Malí en 2012, ha provocado más de 25.000 muertos y unos cuatro millones de desplazados y refugiados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.