febrero 4, 2023

Burning tires are seen as supporters of the Pakistan People's Party (PPP) shout slogans while protesting the killing of the Governor of Punjab Salman Taseer in Peshawar on January 6, 2011. Taseer was shot dead by one of his guards, who was apparently incensed by the politician's opposition to the blasphemy law, in Islamabad on January 4. REUTERS/Fayaz Aziz (PAKISTAN - Tags: CIVIL UNREST CRIME LAW POLITICS)

Un fanático islamista asesina brutalmente a un musulmán de la comunidad Ahmadía por hereje en Pakistán

El pasado martes 17 de mayo, a las 17:45 horas, cuando el musulmán ahmadí Abdus Salam salía de su domicilio para hacer algunas gestiones, fue apuñalado brutalmente hasta la muerte por un joven musulmán llamado Ali Raza en un ataque de motivación religiosa.

Los fanáticos islamistas consideran a la Comunidad Musulmana Ahmadía no musulmanes, lo que los convierte en herejes

El asesino es un estudiante de la madrassa local. Huyó del lugar de los hechos y sigue aún en libertad. El asesinado era el único sostén de su familia, dejando a su esposa viuda y a tres hijos pequeños de 6, 4 y 1 años.

El brutal asesinato se produjo en la localidad de L-Plot, Distrito de Okara en Pakistán

«Venimos presenciando un notorio aumento de estos ataques por odio religioso contra los áhmadis musulmanes que residen en Pakistán. Su gobierno y los organismos encargados de hacer cumplir la ley no protegen a los miembros de la Comunidad Musulmana Ahmadía ni ponen freno a la incitación al odio comunitario religioso. Esta incesante persecución muestra el absoluto desprecio a los derechos humanos de nuestra Comunidad en Pakistán y genera un profundo sentimiento de inseguridad entre nuestros fieles», declara el portavoz de la Comunidad Musulmana Ahmadía en España a Religión Confidencial.

Según declara, los asesinatos de áhmadis se han convertido en norma en Pakistán, y el gobierno apenas se da por enterado. Las amenazas y tentativas de asesinato de áhmadis han aumentado en todas las partes de Pakistán

Según el código penal de Pakistán, los áhmadis musulmanes son considerados no musulmanes, y eso da pie a los fanáticos musulmanes a matar a los áhmadis musulmanes sin que se tomen luego medidas por parte del Gobierno pakistaní contra los asesinos.