Un entrenador turco vive de alquilarse como saco de boxeo humano

En una época en la que el debate sobre si es lícito o no ofertar o demandar ciertos empleos, como pueden ser los de índole sexual, un entrenador de Turquía ofrece una terapia para personas estresadas, que consiste en descargar el estrés o la ansiedad golpeando a otra persona (el propio entrenador).

Durante los últimos 11 años, el mencionado entrenador de estrés de Turquía se ha ganado la vida dejando que la gente lo golpee sin él devolver el golpe.

Hasan Riza Gunay comenzó a trabajar como saco de boxeo humano en 2010. Lo hizo tras encontrar inspiración en la clásica película del director turco Kemal Sunal “Sark Bulbulu” (Ruiseñor oriental), en la que el protagonista se deja golpear voluntariamente.

Hasan se dio cuenta de que mientras algunas personas alivian el estrés haciendo ejercicio, meditando o durmiendo, otras necesitan desahogarse de otras formas, siendo la violencia de distintos tipos una de ellas. Hasan convirtió su descubrimiento en negocio, permitiendo ser golpeado por extraños a cambio de dinero.

El entrenador del estrés se pone una máscara con la foto impresa de alguna persona con la que el cliente está molesto. Al parecer eso facilita dejar salir toda su frustración.

La mayoría de los clientes son mujeres (en torno al 70 por ciento). Es decir, que estas tienen en su mayoría una fuerza equivalente a la de niños de 12 a 14 años, fuerza con la que Hasan es capaz de lidiar sin temer grandes lesiones. Además, siempre se pone un equipo de protección y hace ejercicio con regularidad para mantenerse en buena forma.

Cada sesión con el entrenador de estrés dura entre 10 y 15 minutos, y solo acepta hasta cuatro clientes por día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *