Un empresario marroquí detenido en La Rioja por presunta explotación y maltrato laboral

La Guardia Civil ha detenido a un empresario de 49 años, originario de Marruecos y vecino de la localidad riojana de Autol, como presunto autor de dos delitos; un delito contra el derecho de trabajadores y otro de omisión del deber de socorro.

El empresario detenido se habría estado aprovechando (presuntamente) de la situación ilegal y la necesidad económica de varios paisanos suyos de origen marroquí, también de algunos argelinos, para ofrecerles trabajo en fincas destinadas al cultivo de hierbabuena, cilantro y perejil.

Las víctimas trabajaban en ocasiones más de 12 horas diarias los siete días de la semana a cambio de un bajo salario.

Cuando estas personas aceptaban los trabajos ilegales, el empresario procedía a restringirles derechos fundamentales en lo relativo a la jornada laboral, salario, vacaciones, bajas médicas, etc… Los locales de alojamiento no contaban con unas mínimas condiciones de habitabilidad e higiene.

Un accidente lo destapó todo

El pasado 1 de abril la Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil en La Rioja (062) recibió varias llamadas en las que se alertaba del vuelco de un motocultor en el Camino Camorra de Autol.

Dotaciones del servicio de seguridad ciudadana que acudieron al lugar del accidente. Allí se encontraron a un trabajador tumbado en el suelo con graves lesiones en cabeza y tórax. A su lado estaba la persona que alertó de los hechos. A esas horas habían desaparecido ya del lugar del accidente el motocultor, el remolque y la carga que transportaba.

La investigación determinó que el empresario acudió al lugar del accidente, pero no para auxiliar a la víctima, si no para retirar del lugar todas las pruebas que le podían incriminar con el delito.

El motocultor y el remolque carecen de seguro obligatorio e ITV y fueron localizados en una de las propiedades del empresario. Este negó haber tenido una relación laboral con la víctima. Su declaración ha quedado desmontada tras hallar los investigadores un vídeo en el que se ve a la víctima trabajando y conduciendo el motocultor en una de las fincas que el empresario tiene arrendadas.

Los investigadores han tomado declaración a otros ciudadanos de origen magrebí y argelino que fueron explotados y maltratados laboralmente por el presunto explotador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *