UD Logroñés 0-1 FC Cartagena: Un gris Logroñés se complica la vida

Con un recibimiento a la altura de las grandes citas, parecía difícil pensar que ayer no saldrían las cosas bien para los de Sergio Rodríguez. Sin embargo, y pese a la trascendental cita que tocaba encarar en Las Gaunas ante un rival directo, el equipo riojano no dejó ni rastro de las buenas sensaciones vistas durante las últimas jornadas.

El partido arrancó con un ambicioso Cartagena que desde el minuto uno no paró de buscar la portería de Santamaría y que, en tan sólo unos pocos minutos, ya tuvo la primera ocasión peligrosa del partido. Poco después llegaría otro susto para el Logroñés por un posible penalti cometido sobre Elady. Sin embargo, el VAR acabó verificando que no había pasado nada. Con bastantes interrupciones provocadas por ambos conjuntos, el Logroñés acabaría logrando equilibrar la balanza alcanzados los veinte minutos de partido con un buen Nano Mesa que no dejó de intentarlo, aunque las llegadas del Cartagena acabarían siendo mayoritarias. Terminaría sufriendo el equipo de Sergio Rodríguez en el último tramo de la primera mitad con dos ocasiones muy peligrosas de Rubén Castro, que se mostró muy participativo en el partido de ayer. Así, ambos equipos encararían el túnel de vestuarios conscientes de que el resultado no beneficiaba a nadie y que la igualdad era prácticamente notable.

La segunda mitad sería prácticamente en su totalidad un monólogo del Efesé. De hecho, ni un minuto tuvo que transcurrir para que los de Luis Carrión gozaran de otra ocasión más de gol y, con una intensa presión, al Logroñés le costó un mundo poder conectar con el centro del campo, que no estuvo exento de constantes imprecisiones y pérdidas de balón. No obstante, lo peor estaba por llegar.

Alcanzado el minuto sesenta de partido, una mano clara e incomprensible de Bobadilla en el área blanquirroja condenó a los de Sergio Rodríguez tras la revisión del VAR. Elady, que había venido avisando en la primera parte, se encargó de ejecutar la pena máxima y poner por delante a los suyos en el marcador.

No quedarían ahí los problemas para el Logroñés. Unos minutos más tarde, un miembro del cuerpo técnico sería expulsado y, un rato después, el propio Olatxea así como Sergio Rodríguez también verían la tarjeta roja. Hubo que esperar hasta el último tramo del tiempo reglamentario para poder ver al Logroñés volcado en ataque, con una plaga de cambios ofensivos que, sin embargo, no fue suficiente para poder firmar las tablas.

Así, los blanquirrojos se quedan sin premio en Las Gaunas tras un partido gris y aumentan la presión en la zona baja de la clasificación, que está más apretada que nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *