Ucrania colapsa debido a la invasión rusa. Se prevén millones de refugiados y una crisis económica mundial

La invasión rusa de Ucrania ya es una realidad. Los ejércitos del Kremlin avanzan por todo el este y sur de Ucrania mientras se producen bombardeos, ataques con misiles balísticos de gran precisión y potencia explosiva o tiroteos de diversa índole. Los ataques afectan también a la capital, Kiev, el oeste ucraniano o la marítima Odesa, cerca de la frontera con Moldavia.

Los peores temores de los servicios de inteligencia se han cumplido y Putin ha dado luz verde a la mayor invasión a gran escala en el viejo continente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Occidente entero, especialmente EEUU y la UE, han decretado ya una serie de sanciones casi sin precedentes contra el Estado ruso, sus dirigentes y sus empresas. Este hecho sumado al del estallido de la guerra, cuyo alcance todavía es pronto para sopesar, van a tener en cualquier caso, y de hecho ya están teniendo, un fuerte impacto en la economía mundial.

Crisis económica global

Rusia y Ucrania concentran el 30% de la producción de trigo mundial, por lo que se espera una escalada de precios sin precedentes en productivos alimenticios de primera necesidad a poco que el conflicto se prolongue unas semanas.

El barril de petróleo ya está marcando máximos. Rusia también es uno de los principales productores mundiales de combustibles fósiles, especialmente de gas natural. Se espera que Europa de una nueva reconsideración al uso del carbón como fuente de energía en el continente, sobre todo si la guerra se prolonga indefinidamente en el tiempo.

La bolsa, la moneda y los valores rusos se han desplomado aún con más contundencia que en las últimas semanas. Todo apunta a que el Estado ruso se ha preparado a conciencia para una economía de guerra y el propio Putin ha afirmado que «la guerra durará lo que tenga que durar«.

Junto con las bolsas mundiales se han desplomado las criptomonedas y se han disparado las materias primas.

En todas las ciudades ucranianas, pero especialmente en Kiev, cientos de miles de ciudadanos se agolpan para abandonar masivamente su tierra. Las principales carreteras están colapsadas y los servicios de emergencia no dan abasto.

La crisis de refugiados es inminente y Úrsula von der Leyen ya ha comparecido públicamente para dar a entender que la solidaridad por parte de la UE será máxima.

Mientras tanto, las alarmas suenan constantemente el presidente Zelenski hace llamadas a defender la patria por todos los medios. Se ha autorizado a cualquier civil a utilizar armas para plantar cara al invasor y realizar la autodefensa.

Mientras tanto, el ejército ucrania combate con valor y bastante efectividad, pero viéndose avasallado por todos los frentes y desde el aire y el mar, dos medios en los que la superioridad rusa es cada vez más patente.

Se calculan ya cientos de muertos, heridos y capturados ucranianos siendo conservadores con las estimaciones. También en el bando ruso se han producido numerosas bajas- incluidos carros de combate y helicópteros- y han sido capturados decenas de soldados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.