Tu futuro y el de la Universidad de La Rioja están en juego

Estimado compañero:

Me dirijo a ti como exestudiante de La Universidad de La Rioja. Cómo bien sabrás, mañana es un día muy importante para ti. Si eres estudiante, cómo lo he sido yo, quiero que sepas que te juegas mucho, que tu futuro puede depender de los resultados que mañana salgan de las urnas. Si eres profesor, dependerá de estas elecciones que no te vuelvas a encontrar perdido como lo has podido estar durante los meses de la pandemia, que haya siempre un guía que os ayude y os acompañe. Si eres miembro de administración y servicios, puede que el poder teletrabajar y así reducir el riesgo de contagio en está terrible pandemia que nos rodea, dependa de mañana.
Si esto que he nombrado te ocurre, reflexiona y no te quedes en casa.

Lo más seguro es que no sepas quién soy, pero créeme, en mis años de estancia en esta nuestra Universidad he llegado a crear un vínculo y un sentimiento de permanencia que va más allá de estar o no matriculado. Durante estos maravillosos años, en los que he crecido como persona, he pasado por innumerables puestos orgánicos en dentro de la Universidad, como la vicepresidencia de la mesa del claustro, o la vocalía de la Facultad de Ciencias Empresariales en el Consejo de Estudiantes, y esta situación me duele.

En estos años he ido viendo como la Universidad se hacía cada vez más pequeña, como cada año había menos estudiantes matriculados, y como la situación económica era cada vez peor.

El total abandono de la gestión de la Universidad de estos últimos 4 años nos ha traído a una situación límite, y para mi muy preocupante. Desde la sinceridad, y sin exagerar os digo lo siguiente: veo el futuro de la Universidad de La Rioja en peligro si nada cambia.

Todo esto se ha visto acrecentado en estos últimos meses, unos meses duros, muy duros, donde todos y cada uno de los miembros de la Universidad de La Rioja esperaban algo, y estuvimos solos, si yo seguía siendo estudiante durante la pandemia, y los estudiantes estuvimos abandonados por parte de los dirigentes, no teníamos certezas sobre si los exámenes serían online o no, no teníamos certezas sobre si las recuperaciones serían online o no, no teníamos certezas sobre si se flexibilizarían o no los criterios a la hora de evaluar las asignaturas, en definitiva, no teníamos certezas de nada, y todo, porque no había mando.

Si eres estudiante, lo más probable es que pienses que esto no va contigo, y que quien dirige la Universidad no te influye en tu día a día, pero estás equivocado. Puede estar en juego una mejora de las prácticas curriculares y extracurriculares, así como una mejora de la remuneración de las mismas. Puede estar en juego los vínculos de tu carrera con el mundo laboral o los convenios con distintas universidades internacionales.

Ojalá estas elecciones hubieran sido hace 3/4 años, lo que daría por estar en tu lugar. Si después de leer esto, te has preocupado por ti, vete a votar mañana.

Si yo fuese tú, lo tendría claro, si yo fuese tú votaría a Juan Carlos Ayala.
Tu futuro y el de La Universidad de La Rioja está en juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *