Trudeau y GoFundMe, plataforma de financiación crowdfunding y mecenazgo, han tratado de robar millones de dólares a los camioneros canadienses que se manifestaban contra las restricciones

Su intención inicial era retener el dinero recaudado y financiar con él ONGs como Amnistía Internacional y Planned Parenthood (pro aborto), así como también movimientos de extrema izquierda, algunos violentos, tales como el Black Lives Matter.

No obstante, la reacción en contra de los afectados ha sido tan fuerte, que la plataforma se ha visto forzada a anunciar que devolverá todo el dinero los mecenas en un plazo máximo de diez días.

La plataforma ha anunciado días después de que retuviera ilegalmente más de 9 millones de dólares destinados a pagar el alojamiento y propaganda de los camioneros que se manifestaban, que va a reembolsarle el dinero a los donantes.

Todo apunta a que las amenazas han sido abrumadoras y la plataforma, además de labrarse una muy mala imagen de cara a la derecha sociológica canadiense y norteamericana, ha temido una posible investigación por fraude y blanqueo de capitales.

No deja de ser paradójico que, en esta ocasión, GoFundMe haya actuado con tanta contundencia contra las protestas antigubernamentales. En los últimos años, la plataforma no ha puesto pegas a todo tipo de campañas de financiación de grupos políticos, a veces violentos, como los antifa, el BLM y otros.

La decisión de no solo robar el dinero recaudado, sino también de donarlos en causas en gran medida contrarias a los ideales de los manifestantes y partidarios de las protestas ha despertado el odio y la ira de millones de personas, como no podía ser de otra forma.

Camioneros cercan la capital de Canadá en una protesta antivacuna | El  Correo

El siempre polémico Elon Musk ha sido uno de los famosos que ha clamado contra la dictatorial decisión de GoFundMe en un par de twitts que ponían de manifiesto, no solo la ilegalidad e injusticia de tal acción, sino la hipocresía de la empresa.

Al parecer, el portal de crowdfunding apoyó abiertamente en 2020 el establecimiento de una comuna ilegal de insurrectos en pleno centro de Seattle (la famosa CHOP, que empezó y acabó en de forma extraordinariamente violenta).

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció que investigaría el caso debido al potencial fraude.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.