Torturan al fundador de Tuenti en su piso de Madrid robándole su fortuna en bitcoin

Zaryn Dentzel denuncia que le dieron fuertes descargas eléctricas y le cortaron en el pecho con un cuchillo para que confesara la contraseña de sus cuentas.

La Policía Nacional investiga desde última hora de la tarde de este martes este suceso perpetrado en su casa en el centro de Madrid.

El creador de esta plataforma ha denunciado haber sido víctima de una banda organizada que se habría introducido en su piso y que, tras maniatarle y amordazarle, le ha robado sus ordenadores portátiles, móvil y tablet.

El delito se perpetró a partir de las tres de la tarde. Sobre esa hora, según relató Dentzel a los agentes, el empresario se encontraba en el apartamento junto a un amigo y a un operario de mantenimiento. 

Poco tiempo después, apuntan las mismas fuentes que relató el fundador de Tuenti, se escuchó el timbre. Al abrir apareció un grupo de cuatro o cinco personas. Todos iban encapuchados.

Fue entonces cuando irrumpieron de golpe en la vivienda. Tras tapar las cámaras de seguridad que Dentzel tenía en la casa le maniataron, le amordazaron y le rociaron, siempre en base al relato del denunciante, con un spray en los ojos. 

Las primeras hipótesis que barajan los investigadores apuntan a que, a tenor del acento de los secuestradores, apreciado por las víctimas, podría tratarse de una banda integrada por delincuentes de Europa del Este.

El primero en alertar a la Policía Nacional fue un vecino que escuchó gritos de socorro que procedían del interior del inmueble. Otros habitantes del mismo bloque observaron, tal y como relataron a los agentes, bajar a la calle a un grupo de personas enmascaradas con varias bolsas.

Una historia de éxito que podría haberse acabado ahora.

Zaryn nació en 1983 en Santa Bárbara, California. En 1998, Zaryn aterrizó en España con motivo de un intercambio de estudios. En 2006 creó Tuenti y se hizo famoso y millonario en España gracias a esta exitosa y popular red social. Tras vender la plataforma a Telefónica y después de que Tuenti cerrase en 2016, Dentzel ha seguido ligado a España. 

El empresario cerró un trato con Telefónica en 2010. El gigante de las telecomunicaciones compró el 85% de su capital por 70 millones de euros. La red cerró en 2016 pero sigue estando operativa en múltiples países como operadora móvil.

En estos momentos, Dentzel había invertido parte de sus ganancias en el mundo de las criptomonedas. Es posible que después de este presunto y deleznable crimen no vuelva a recuperar nunca buena parte de su fortuna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *