¡Todos a la manifestación del 19 de marzo!

Hoy, Día del Padre, los trabajadores españoles debemos manifestarnos contra el actual Gobierno de la nación. No porque nos apetezca o vayamos a cobrar por hacerlo, como los sindicatos de clase, sino porque las circunstancias no nos dejan más remedio. En este tiempo de crisis del modelo familiar y parental es especialmente importante celebrar el Día del Padre, pero aún más rebelarnos contra la tiranía que nos aqueja.

Cada día que pasa es más difícil pagar la luz, la calefacción, la gasolina o llenar la cesta de la compra.

Todo sube en este país, todo menos nuestros sueldos y calidad de vida, que, junto con nuestras libertades, se ven cada día más mermados.

Con el transcurso de los meses, el Gobierno que se hace llamar “de lo pobres” nos saquea progresivamente con impuestos cada vez más altos. En vez de tratar de paliar los efectos de la inflación y de estas brutales subidas de precios, hace entrega de 20.000 millones de euros adicionales a los distintos chiringuitos feministas. Entidades mafiosas que solo sirven para sembrar odio, discordia y desasosiego, así como para dividir a nuestra sociedad.

Viendo los problemas y carencias que sufre actualmente nuestro país, uno no puede evitar montar en cólera al pensar en que, con esos 20.000 millones de euros, podríamos construir 5 nuevas centrales nucleares. Os hablo de reactores de cuarta generación que nos proporcionasen energía limpia e independencia energética. Independencia para no estar a merced de unos sátrapas nos vendan sus combustibles fósiles al precio que les venga en gana en los meses de máxima necesidad.

Pensadlo bien ¿Qué son 20.000 millones de euros?

Ascienden al PIB de un país como Islandia. Si invertirlos en algo realmente útil no es una opción a tener en cuenta por este desgobierno socialcomunista, en vez de malgastarlos, podríamos ahorrarnos el recaudarlo quitando los impuestos del gas, la luz, los alimentos básicos y otros bienes de primera necesidad.

Y esto que os digo no os creáis que es un brindis al sol. Ya se ha llevado a cabo con éxito en Polonia.

Porque sí, queridos camaradas, al contrario de lo que los burócratas del centrito cobarde os quieren hacer creer, ¡EXISTE ALTERNATIVA A LAS POLÍTICAS DE IZQUIERDA!

En Polonia el IVA del combustible ha bajado del 23% al 8% y los impuestos al gas han sido eliminados.

Por otra parte, el IVA de los alimentos básicos y de los fertilizantes también se ha suprimido.

El IVA de la electricidad está ahora 5% en el país centroeuropeo. Todo gracias a un Gobierno nacional-conservador- el polaco- comprometido con las familias y con la clase obrera.

Según estimaciones, esta rebaja fiscal solo reducirá la recaudación de impuestos del Estado polaco unos 4.000 millones de euros. Es decir, 5 veces menos del dinero que va a ser malgastado por el gobierno social-comunista que aquí padecemos.

Pero no pasa nada, el Gobierno de España saca el sempiterno comodín de “nos lo prohíbe hacer Europa”, y solucionado. Nadie hace nada útil… o nadie lo hacía, hasta ahora.

Aquí y ahora, solo Solidaridad, con el apoyo de VOX, exhorta a los ciudadanos hastiados a salir a las calles y hacer que sus voces sean escuchadas y tenidas en cuenta.

Huelga decir que otra forma de hacer las cosas es posible, que hay que gastar dinero, sí, pero para beneficiar a todos los españoles, no para mamandurrias políticas de chupópteros que solo buscan llenarse los bolsillos con nuestros impuestos.

¿Dónde están los otros sindicatos autodenominados “de clase”? Esos mismos que en la anterior legislatura se quejaban cuando la luz subía a 70 euros el megavatio hora, ahora que el mismo está a 400 euros ¿Dónde están?

Pues ya os lo digo yo: Comiendo gambas mientras cuentan billetes. Justo como siempre que gobiernan los suyos, y más ahora que SU Gobierno les ha doblado las ayudas.

Poco les importa que todos lo estemos pasando mal, porque no están por los trabajadores, solo están por ellos. Para enriquecerse sin dar un palo al agua y traicionando a los trabajadores de España que se desloman por llegar a fin de mes.

Es por todo lo anterior que debemos exigir el fin de unas subvenciones más que prescindibles que solo sirven para mantener amigotes.

Posiblemente, haciendo lo mismo que los sindicalistas profesionales esté la ministra que les niega una reunión a los transportistas; uno de los sectores más vitales para el abastecimiento de bienes de primera necesidad y que ahora está siendo asfixiado con la subida del precio del combustible. La ministra se niega a hacer el trabajo por el que le pagan y a negociar con ellos justificándose en que son todos «de ultraderecha». Esto es algo intolerable en un país que dice ser democrático.

¡Exigimos empezar a invertir el dinero en lo que es necesario ahora, y será necesario en un futuro!

Es hora de empezar a invertir el dinero de todos en que el día de mañana podamos generar energía barata en nuestro país. Hora de actuar para paliar los efectos de unas desastrosas e irreales políticas ecologistas de Bruselas que no ayudan a nadie. Solo ayudan a dictadores a los que les compramos sus combustibles fósiles a precio de oro, mientras destrozan la economía de todas las familias que no pueden pagar un 30% más en la cesta de la compra, una electricidad 10 veces más cara que hace dos años, ni tampoco pagar la gasolina a 2€ el litro.

Exigimos que, desde las instituciones españolas, se reclame a Bruselas el fin inmediato del corrupto mercado de compra de derechos de emisiones de CO2 que aumenta de forma brutal el precio de la electricidad que consumismos. ¡Ya basta de someternos a su destructiva Agenda 2030 donde todos vamos a salir más pobres!

Por si esto no era suficiente, este gobierno calamitoso, sigue subiendo impuestos y creando nuevos impuestos. Como en las autovías, que ya empiezan a ser de pago. Cualquier cosa en la que despilfarrar dinero y perder el tiempo les vale, con tal de eludir su responsabilidad de ayudar a los españoles. Los socialistas no hacen más que apuñalar el bolsillo de toda la clase media y trabajadora ¿O es que solo los ricos viajan en las autovías españolas?

Teníamos una inflación del 7.4% en febrero, antes de empezar la guerra en Ucrania; ahora sabemos que se va a disparar aún más en marzo. ¡Exigimos un inmediato plan de choque para que los españoles dejen de perder capacidad económica!

Solidaridad y VOX han pedido muchas veces que se adelgace el ingente gasto superfluo e ineficaz del Estado, dejando así margen para, por ejemplo, bajar las retenciones en las nóminas de los trabajadores. Solo así conseguiremos acercar el salario neto al salario bruto y una subida salariar a todos los trabajadores sin perjuicio de nuestras pymes y sin dañar más al empleo. Actualmente somos el país de Europa con la mayor tasa de paro general y también con la mayor tasa de paro juvenil.

Por patriotismo y solidaridad con los trabajadores españoles, ¡Exigimos la inmediata dimisión de este gobierno inútil y la convocatoria de unas elecciones generales que posibiliten llevar a cabo medidas para acabar con los problemas reales del país!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.