Tiroteo masivo en las instalaciones FedEx de Indianápolis; el asesino mata a ocho y se suicida

Como mínimo 8 víctimas mortales en un tiroteo en las instalaciones de FedEx cerca del aeropuerto internacional de Indianápolis.

El portavoz de la policía Genae Cook ha confirmado que el tirador se suicidó después de los asesinatos. Por ahora no se conoce la identidad del sujeto, ni motivos, ni si trabajaba en FedEx, pero la investigación está en marcha.

Hubo múltiples heridos entre los trabajadores y un gran número de ellos se desplazaron por sí mismos a los hospitales, por lo que el número de heridos exacto se desconoce y la policía ha pedido a la gente que contacte con el departamento si salieron heridos en el tiroteo. Por ahora se confirma que hay como mínimo 60 heridos, incluyendo más de 20 heridos de bala.

La Policía fue informada de disparos y un tirador activo un poco antes de las once y diez del jueves en la calle Mirabel 8951. Esa es la dirección de las instalaciones de FedEx en un área comercial con algunos hoteles y múltiples almacenes.Jeremiah Miller acababa de finalizar su turno y se estaba preparando para trabajar en un segundo turno consecutivo cuando tanto él como su compañero, Timothy Boillat, escucharon disparos, hasta 10.

Miller declaró: «Esto hizo que me levantara y me asomara a la puerta de entrada, y vi a un hombre con un subfusil de algún tipo, un rifle automático, y estaba disparando en campo abierto. Inmediatamente me agaché y me asusté y la madre de mi amigo, vino y nos dijo que nos metiéramos en el coche.»

Una hora después aproximadamente, Miller y Boillat avisaron a los trabajadores del siguiente turno que no fueran a trabajar.

Boillat afirmó: «No vi como disparaban a una persona exactamente pero, después de escuchar los disparos, sí vi un cuerpo en el suelo detrás de un vehículo… Afortunadamente estaba lo suficientemente lejos de donde estaba él (el tirador) que no se dio cuenta, ni me vio. Así que gracias a Dios por ello.»

Cook explicó que si alguien estaba preocupado por la suerte de sus familiares debían ir al hotel del aeropuerto. Cientos de personas acudieron allí para conseguir información. Empleados del FedEx fueron hablando con la gente para ayudarles a encontrar a los trabajadores que buscaban. La Cruz Roja americana repartía bebidas y snacks. Capellanes llamados por la policía, estaban consolando a las personas que esperaban.

Imagen

Heather Wilson representante de FedEx afirmó: «Somos conscientes del trágico tiroteo en nuestras instalaciones FedEx cerca del aeropuerto de Indianápolis. La seguridad es nuestra mayor prioridad, y nuestros pensamientos están con todos los afectados. Estamos trabajando para reunir más información y cooperando con las autoridades que están investigando».

FedEx ha afirmado que reevaluará la política que obliga a sus trabajadores a abandonar los móviles antes de sus turnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *