Tiro al pichón de Más País

Es imprescindible conocer toda la verdad sobre las presuntas falsificaciones de actas de constitución ya que están implicados todos los impulsores de Más País.

Parece que ha empezado el tiro al plato y el tiro al pichón contra Más País y Más Madrid dentro del propio Madrid. Hace tiempo que, en la extrema izquierda de Más Madrid, la formación liderada por Íñigo Errejón, huele a podrido. Si hay pruebas es el momento de ponerlas ante la Justicia, como muestra de presunta ilegalidad.

La Fiscalía Anticorrupción está para impedir corruptelas, de ahí la urgencia en difundir versiones, hechos y contrastes. Queremos saber todo y que se dé la máxima transparencia en aras de una convivencia ética. La transparencia fue uno de los compromisos de las formaciones políticas, pero por lo que vemos dejan mucho que desear, incluso las páginas de transparencias con las que tanto se llenaron la boca las formaciones de la siniestra política y de la derecha asustada.

La venganza se sirve siempre en frío. Desde 2019 no han dejado de disparar en Más País y en Más Madrid contra todo lo que se menea, particularmente si la sospecha procedía de la derecha. Se propusieron acogotar a Díaz Ayuso y a Martínez-Almeida desde el complejo contraído tras  haber sido brutalmente destrozados aquel 4 de mayo de 2021, de glorioso recuerdo para el Partido Popular Madrileño.

Conocedores de que siempre acababan trasquilados y con el rabo entre las piernas, no sabían qué inventar: boicot al Zendal, falsas acusaciones con recortes de prensa de «Lo País» (otro que tal baila), implicaciones inexistentes, acusaciones de comisiones donde ni conocían su existencia y un largo etcétera. Ha tenido que ser el diario EL MUNDO quien destapara las falsas actas de constitución de Más País. Hasta exmiembros de la formación lo han atestiguado, tras callarlo durante unos años. Y ahí llegamos. A ver por dónde sale esa facción de la siniestra acusadora, anticuada y trasnochada.

Ajenos a las venganzas, tan propias de políticos barriobajeros y de la desnortada extrema izquierda, con la colaboración del socialismo de taberna y bragueta escurrida, aprovechan cualquier circunstancia para ascender, hacerse notar y destacar. Ahora deben exigir todos los madrileños que Martínez-Almeida tire del hilo, de la cuerda y de la manta. No debe olvidar que esa extrema izquierda le ha intentado poner en la picota desde que salió el nombre de su primo, a quien se le ha negado la presunción de inocencia. Han colgado dialécticamente al alcalde y tenían como objetivo «tener clavada su cabeza en la pica« hasta las elecciones municipales de 2023.

Confío en que el alcalde madrileño reparta material para Íñigo Errejón, Mónica García y la afamada «asalta capillas», la tal Maestre, de nombre como la santa de «lo que se da no se quita». La demostrada constitución ilegal de Más País para concurrir a las elecciones generales de hace tres años, no debe ser un elemento de venganza entre partidos, pero sí un motivo para que den  explicaciones. No nos sirven falsedades ni barrabasadas.

Hay que intentar por todos los medios que no se vuelvan a repetir la sarta de mentiras de Rita Maestre ante el tribunal por el asalto a la capilla de la Complutense. Destetada, asalvajada y al grito de «¡Arderéis como en el 36!» irrumpió en la capilla sin respetar el credo de los demás y las creencias de millones de ciudadanos. Las cañas se le han vuelto lanzas, como se suele volver el karma.

Ni Ayuso ni Almeida temen a los enemigos que los atacan, pero sí saben que han de temer a los amigos que los adulan. No hay más que preguntárselo a la presidenta madrileña. Tanto ella como el alcalde deben preguntar todos los días a los integrantes de Más País y Más Madrid por las falsificaciones. No pueden defraudar a la ciudadanía. Hay que llevar a esa izquierda mentirosa y trapacera al justo nivel de acogotamiento y sentimiento de culpabilidad.

La respuesta de Ayuso y Almeida debe ser judicial; es más, los madrileños deben exigirlos que acudan a la Justicia para que los falsificadores den cuenta de sus fechorías, barrabasadas, falsificaciones y delitos, si los hubiere. ¡Que hablen los tribunales y Anticorrupción para que nos sintamos a salvo y más libres los propios ciudadanos!

La denuncia del Grupo Municipal del Partido Popular a la Fiscalía tiene que enfocarse también contra Más Madrid. Es imprescindible conocer toda la verdad ya que están implicados todos los impulsores de Más País. No confundir con «Lo País».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.