Tiempos nuevos, tiempos salvajes

En 1.984 la banda de rock española “Ilegales” publicaba un álbum donde, entre otras canciones, estaba aquella que da título a la presente columna. Eran años convulsos económica y socialmente, con una recién estrenada democracia debilitada por intentos de golpes de estado, por el terrorismo, por los nacionalismos y por una, muy dura, reconversión industrial.

Cuatro décadas después, ciertas situaciones han cambiado sin perjuicio de que seguimos viviendo tiempos, nuevos y salvajes, con algunas similitudes respecto a aquella época. Un claro ejemplo es la inflación, que en estos momentos se sitúa en el 9.8%, siendo la segunda mayor alcanzada desde que en 1.985 llegara a sobrepasar los dos dígitos.

En política también hay una combinación entre lo novedoso y lo tradicional. Los partidos políticos han bajado enormemente la calidad de sus representantes, en una espiral que parece no tener fin hacia la vulgaridad y la mediocridad. Sin embargo, lo que no ha disminuido en intensidad es el salvajismo interno por hacerse por los puestos de mando, en una lucha encarnizada donde no ganan los excelentes sino, habitualmente, los serviles y traicioneros.

La Rioja no se escapa a esta situación. Si hacemos un repaso a los distintos partidos de nuestra región podemos comprobar como a fecha de hoy está en pleno apogeo el juego de las sillas de cara a las elecciones de mayo de 2.023.

Tras la reunión del Partido Popular el viernes pasado en el Círculo Logroñés, para agasajar a Alberto Núñez Feijoo, ya se puede vislumbrar quien es el equipo ganador en la foto final que, solo algunos de los presentes, se hicieron en las escalinatas con el nuevo líder gallego. Los sempiternos Conrado Escobar, Ana Lourdes González y Carlos Cuevas presentaban una sonrisa de oreja a oreja al situarse en la primera fila, a sabiendas que tienen cerca su objetivo de la permanencia.

Allí también posaba José Ignacio Ceniceros, intentando asegurarse un destino placentero para la próxima legislatura y tras haber dejado de lado a algunos de quienes le auparon en el Congreso regional de 2.017, con una segunda fila de alto caché en la que figuraban Pedro Sanz y Alfonso Domínguez.

Ni rastro de Alberto Bretón ni de nadie de su equipo, que se perfilan como los grandes derrotados en el tablero popular. Tampoco había caras nuevas de cierto prestigio, aunque no cabe duda de que aparecerán en cualquier momento si quieren quitarse el tufillo de partido rancio y de corte envejecido.

En el PSOE Riojano el combate está más que decidido porque Concha Andreu ha hecho los deberes durante los últimos tres años y ha ido acabando con cualquier atisbo de enemigo. Eliminado Francisco Ocón, ya tiene una alfombra roja hasta las próximas elecciones con Pablo Hermoso de Mendoza, Alcalde de Logroño, que no va a realizar ningún movimiento que enfade a la Presidenta porque sabe las nefastas consecuencias que para él tendría.

Podemos-Izquierda Unida empezó a jugar el mes pasado. La Consejera de Igualdad y Diputada, Raquel Romero, fue expulsada de forma fulminante. Aquí tenemos a Henar Moreno, muy bien asentada en su cargo y que, al igual que sus camaradas Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel, sabe que las purgas son una forma muy efectiva de mantenerse en el poder sin oposición ninguna.

En Ciudadanos, la verdad sea dicha, Pablo Baena lo ha tenido más fácil. Son sus propios compañeros quienes han huido despavoridos ante el cariz y el hundimiento que está padeciendo la formación naranja, con multitud de dimisiones que no presagian nada bueno, al igual que para un Partido Riojano que se sigue basando, desde hace muchos años, en las clásicas figuras de Rubén Antoñanzas y Julio Revuelta, pero sin relevo generacional.

Y por último tenemos a Vox. Un partido que actualmente cuenta con el viento a favor para obtener representación, pero que tiene graves problemas para erigir un líder de fundamento y conformar un equipo válido que se encuentre preparado para desarrollar un proyecto serio y motivante para sus simpatizantes. No cabe duda de que si no es capaz de lograr una sintonía con la sociedad riojana se llevará una muy desagradable sorpresa en las urnas.

En fin, el nerviosismo de un nuevo periodo preelectoral ha comenzado, los cuchillos están afilados y ya se vislumbra como las hogueras comienzan a arder. Mucho de lo cierto se difuminará. Lo que parece inesperado podrá suceder. La fiesta acaba de empezar.

Un comentario en «Tiempos nuevos, tiempos salvajes»

  • el abril 3, 2022 a las 9:35 pm
    Enlace permanente

    Resiste y vencerás.
    Como ya se sabe, en política, “el que se menea no sale en la foto”.
    Es por eso que los más preparados no suelen estar en la primera línea de los partidos, ya que precisamente por su cualificación o por su éxito, no necesitan la política y se pueden permitir el gusto de decir lo que piensan y esto, resulta incómodo.
    Si es preocupante que en la sociedad española se esté instalando la mediocridad, aún lo es más cuando los mediocres alcanzan puestos de responsabilidad en la política, ya que son los políticos los que con sus decisiones, marcan el buen o mal rumbo del País. Mala recata la que se aplica con esa conocida frase …… No te pago para que pienses.
    En VOX, desde su fundación hasta hoy, han tenido que ir apagando hogueras y quizás es por eso o quizás no, pero han eliminado las primarias para elegir a sus líderes provinciales. El caso es que sus afiliados no parecen están muy contentos.
    El tiempo da y quita razones y más pronto que tarde, veremos si la pobre salud democrática de estos partidos vuelve a pasar factura en las urnas.
    En cuanto a los afiliados, son esa legión de voluntarios que nada pide a cambio del voto, del sacrificio y del trabajo. ¡Qué ejemplo de abnegación!
    Expertos en la materia son en el PP que ha maltratado al afiliado por costumbre y a su derecha, los verdes que de esa familia vienen, traen la lección aprendida.
    Utilizan a las bases cuando hacen falta y luego las olvidan hasta dentro de otros 4 años que hacen falta soldados para organizar las elecciones.
    Vivimos tiempos favorables al cambio, pero el descontento de las bases, no suele traer nada bueno y a veces, eso repercute en el voto. Así nació Ciudadanos y por eso triunfan los partidos de corte regionalista.
    Como decía San Agustín Errar es humano. Errare humanum est.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.