Tiempo de vacaciones

Se hace extraña esa palabra. ¿Qué es eso? Para un autónomo es casi un cuento chino, un concepto abstracto, un imposible. Para un hostelero, casi que más de lo mismo. Para algunos “Garzones”, el término “vacaciones” es un día más en el calendario, y para muestra un botón: ¿Qué ha hecho nuestro ilustre ministro de consumo a lo largo del año 2022? Nada. En absoluto.

A día de hoy, son pocos los españoles que pueden permitirse un lujo como este. El precio desorbitado del combustible nos está a punto de conducir a un escenario terriblemente similar al descrito por George Miller en las películas de Mad Max. El país de locos ya lo tenemos. Ahora solamente falta “entablar combate por un tanque de gasolina”.

El precio de la luz, cómo no. El trabajo… ah, no. Eso no puede ser un problema, porque no lo hay. ¿En qué estaría yo pensando?

Volviendo al asunto, servidor hace casi dos décadas que no coge vacaciones. La última vez fue allá por el año 2003, acompañando a mis padres, de viaje a Almería. No es porque Andalucía y sus provincias estén de moda estos días, realmente fuimos allí. A algunos nos da por ir a Almería y a otros a Huelva, y no pasa nada.

Algunos nos pagamos las vacaciones con nuestro dinero, y otros también se las pagan con nuestro dinero, vía impuestos

Y es que hace poco ha salido a la luz un viaje de fin de semana de la Alcaldesa de Toledo y toda su cuadrilla a la Romería del Rocío, y, a estas alturas del cuento, a poca gente se le escapa que este viaje tiene mucha miga.

¿Cuánto habrá costado la movida? “Ni lo sé ni me importa”, debió pensar doña Milagros cuando le preguntó la oposición. Total, “el dinero público no es de nadie”, como diría Carmen Calvo, y eso de “gobierno de la transparencia” era una frase más bien irónica. Dicha en tono de cachondeo.

No sabemos si realmente es dinero público lo que ha ido destinado a sufragar los gastos del viaje. No obstante, como este gobierno no desmiente lo más mínimo, genera un caldo de cultivo perfecto para la hipótesis. El hecho de pedir, como en estos últimos días, microcréditos a tus afiliados, como viene haciendo el PSOE en lo que llevamos de elecciones, no ayuda a la hora de pensar que el Partido Socialista se esté financiando en según qué cosas con dinero público. No sería la primera vez que estos parásitos se sirven de las arcas del Estado para sus propios fines. Acordaros de los ERES, de la cocaína o de las putas.

¿Habrá aprovechado el tiempo la señora para hacer campaña? No, para nada. ¿cómo se os ocurre pensar que esta sanchista redomada no da puntada sin hilo? Por favor. Hablamos del mismo personaje que hacía campaña a favor de Salvador Illa en las elecciones catalanas de 2021 sirviéndose para su campaña de las instituciones públicas. Más o menos lo mismo que viene haciendo recientemente el Gobierno de España (Gobierno Frankenstein) cuando utiliza al Ministerio de Justicia para hacer propaganda. Puf, si fuera solo al Ministerio de Justicia…

No sé qué espera conseguir cierta oposición cuando formula determinadas preguntas. ¿Provocar cargo de conciencia? ¿En un miembro del Partido Socialista? No me hagan de reír.

¿Desde cuándo le ha importado a uno de estos dirigentes cumplir la legalidad? No por nada, no es otro que el Gobierno de España el acusado de saltarse la Constitución dos o tres veces, y no lo digo yo. Lo dice el TC.

Ya para terminar, ¿a qué iba?

Algunos, en nuestras fantasías más húmedas, nos gusta pensar que esta mujer va a las distintas ciudades de España con la intención de ser declarada persona non grata, como en Murcia. Esperemos que esta realidad se haga palpable en mi Toledo natal, el año que viene, cuando por fin consigamos echar al socialismo del Consejo de Gobierno y limpiar de una vez las instituciones.

Mientras tanto, ahí seguimos a verlas venir. Porque el desafío se antoja difícil, mas no imposible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.