Tesla se muda a Texas

Siguiendo la estela de su carismático líder, Elon Musk, la empresa más puntera del coche eléctrico y del coche autónomo se muda de California- el estado del motor por excelencia- a Austin, Texas.

Los altos impuestos de California, a la altura de los de una socialdemocracia europea, han sido la principal razón, aunque no la única.

Texas se ha convertido en el segundo mayor polo industrial de EEUU gracias a su concentración de población (casi 30 millones, lo que la convierte en el segundo estado más poblado de EEUU), sus bajos impuestos, su Hub industrial, sus grandes aeropuertos e infraestructuras o la baja intromisión del estado en la vida diaria de los ciudadanos.

A eso hay que sumarle los desencuentros recientes que Musk ha tenido con políticos, jueces y personalidades de la alta esfera californiana.

En 2020 Musk fue muy crítico con el confinamiento obligatorio y cierre de fábricas decretado en California. Esta fue, sin duda, una de las razones que le llevaron a abandonar el estado y a cambiarlo por Texas, donde a pesar de su riqueza vive en una humilde casa modular.

Tampoco es ningún secreto que Musk, aunque claramente liberal más que conservador, como buen sudafricano blanco, no es una persona excesivamente «de izquierdas». De este modo, existen indicios y comentarios, que invitan a pensar que la actual deriva del Partido Demócrata, especialmente en estados como California, ha causado bastante resquemor al empresario sudafricano.

Musk es de los pocos magnates del planeta que ha tenido el valor suficiente de criticar movimientos sociales como el Black Lives Matter, aunque lo ha hecho tratando de evitar confrontaciones directas.

Por si lo anterior fuese poco, hace pocos días informábamos de una multa por más de 100 millones de dólares que un juzgado de California ha condenado a la gigafactory de Tesla en Freemont.

Supuestamente, un empleado había sufrido episodios de racismo sin que la empresa se decidiera a intervenir. El laudo del juzgado fue una condena multimillonaria que seguramente nadie en Tesla vio justa debido a lo desproporcionada que es.

Sea como fuere, la decisión de tesla de mover su sede fiscal a Texas parece irrevocable.

A pesar de todo, la empresa ha declarado que sigue teniendo California como un destino preferencial para sus inversiones debido a la gran importancia de este estado a todos los niveles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *