Sin abucheos no hay Sanchismo

La verdad está tan aniquilada, que apenas puede verse o distingirse. Costará Dios y ayuda ver la luz y hacerla prevalecer.

Este país o lo que queda de él, vive en un estado excepcional, casi sin justicia, libertad y seguridad

La mentira la sufrimos todos menos los cuatro gerifaltes principales que la crean y la consienten.

El latrocinio a que nos someten las castas políticas, para sustraer lo que no les pertenece, y que nos roban a carta certificada de hacienda, cual obituario desesperanzado, no lo sufrirán los franceses ni el Marruecos que nos invade y que financiamos, sino nosotros, los españoles.

Todo es movedizo, nada firme, una película de ficción que pagarán los más inocentes. En consecuencia nada es verdad de lo representado, porque nadie se lo cree, todo es surrealista, una ironía, una falsedad y una mentira

Ver al pistolero de la Moncloa como pollo sin cabeza buscar un hueco donde camuflarse y pasar desapercibido del abucheo del pueblo, ya lo dice todo. Él es el principal responsable hasta de la debilidad del Rey por no pararle los pies y dejarle salir siempre con la suya, para tener un jefe así es mejor no tenerlo,bueno de esto ya se encarga la despiadada Moncola.

Todo es una columna de humo tóxico y narcotizante, para tapar los verdaderos problemas que el gobierno no solo no arregla sino que fomenta y aumenta. Todo está detrás del paripé de lo que se ve y que trajo la izquierda a España: odio, división y hez, de Sanchezzz.

Despedazando, hundiendo y arruinando nuestra tierra

Si miramos para quien nos dejó todo esto, nos encontramos al que dijo… «Aguantar el coñazo del desfile», un tal Mariano Rajoy ¡¡otro qué tal baila!!

El progresismo, una utopía que conduce a lo peor, porque todo lo que sale de su boca es mentira, manipulación y delito. O sea, veneno con olor a azufre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *