Si de verdad la izquierda fuese antifascista, debería ir en contra de sí misma

“Lástima que efectivamente, nuestro monarca, nuestra historia, pues no tuviera la suerte histórica y profunda, civil, también de haber  pues cortado la cabeza, guillotinado a un rey” (Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y vicepresidente del Gobierno).

“Yo me siento absolutamente cómodo con las ideas de Lenin, me quito el sombrero con él“.  “(…) Yo iría al Palacio de la Zarzuela a hacer lo mismo que hizo Lenin en el Palacio de Invierno, indudablemente que iría. (Enrique Santiago, secretario del Partico Comunista, abogado de las FARC, diputado, secretario de Estado para la Agenda 2030).  

Ambos hablaban de asesinar el rey, incluso a toda la familia real. Ambos forman parte del Gobierno de España. Ambos son lo peor: comunistas

La kale borroka o terrorismo callejero es gimnasia, siempre vinculada a una estrategia política y militar precisa. Contribuye a generar la imagen del joven gudari”. Aportaba información sobre cómo actuar para derrotar a la policía.

 “La libertad de Otegi es una buena noticia para los demócratas. Nadie debería ir a la cárcel por sus ideas”. La violencia de ETA, ha causado mucho daño, pero tiene una explicación política”.

“La azotaría hasta que sangrase… Esa es la cara B de lo nacional popular… Un marxista algo perverso convertido en un psicópata”.

“Pido perdón por no romper la cara a todos los fachas con los que discuto en televisión. Quizá, cuando acabemos esta charla, en vez de mariconadas del teatro, nos vamos de caza a Segovia a aplicar la justicia proletaria”. (Pablo Iglesias, ex secretario general de Podemos y ex vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030).

Los que lloraban como plañideras la efemérides de la muerte del asesino “Che Guevara” y le escribían: “Hasta siempre comandante”. Los que llevan en sus listas electorales a condenados por asesinatos, pertenencia a banda armada, por delitos contra la libertad sexual de menores, tráfico de drogas, desórdenes, contra agentes de la autoridad y otros muchos delitos más.

Los que hacen alertas antifascistas, que acabó con miles de descerebrados arrasando nuestras ciudades. Los que tienen a pirrakas a sueldo –matones callejeros-, que luego agredieron a los seguidores y líderes de VOX a base de pedradas y barras de hierro. Así, como suena.

Los que inventan bulos de agresiones homófobas y los utilizan para atacar a la oposición. Los que fingen atentados en sus sedes, amenazas de muerte con balas o con navajas manchadas de sangre. Los que alientan, justifican y celebran que miles de salvajes destrocen y quemen nuestras ciudades, mientras apalean a la policía.

Los que hablando con las cloacas del Estado, que supuestamente utilizaba esa información para chantajear a jueces, fiscales, políticos, empresarios, decían: Marlaska es maricón. A mí que me den tribunal de hombres, de tías no quiero (…)”. La autora de la información vaginal”, refiriéndose a la prostitución y al método para obtener información a través de las prostitutas. O que algunos compañeros iban de menoreo a Colombia –tener sexo con niños-… (Dolores Delgado, ex ministra de Justicia y fiscal general del Estado).

«Eres cocainómana, mala madre, hija de puta, con todo lo que hemos luchado las mujeres, contigo se pierde todo, no te quieren ni tus propios compañeros. Hija de puta, puta, zorra; que te follas a todos los policías municipales’. ‘Vergüenza, si fuera tu hijo tendría que cogerte un arma y pegarte un tiro”. (Isa Serra, ex portavoz de Podemos y asesora del Ministerio de Igualdad).

“ETA ha desaparecido y tenemos a Bildu negociando y haciendo política en las instituciones. Eso es un éxito de la democracia española que nos debería emocionar a todos” (Podemos, investigado por varios delitos de corrupción).

O un condenado por partida doble: defraudar a la Seguridad Social e intromisión ilegítima en el honor del asesinado por su compañera de partido y candidata a la alcaldía de Ávila (Pablo Echenique Robba).

Estimado lector, no deseo aburrirle ni aburrirme con el catálogo de golferías y condenas en firme de la izquierda de España, que no española. Solo dejar constancia de algunas de las perlas dichas, imposible citarlas todas, por la gentuza que se ha dedicado a acusar públicamente hasta acosar política y mediáticamente al candidato de VOX a Castilla y León.

Estas alimañas son los que, imbuidos de la falsa por inexistente superioridad roja, se han erigidos en jueces políticos de los tribunales populares, esos que tanto les gusta a la izquierda, para intentar acabar con Juan García-Gallardo.

A todos estos yo los acuso de destruir nuestra democracia como paso previo a destruir nuestra nación. Yo los acuso de abrir heridas ya cicatrizadas, con la única intención de arañar un puñado de votos. Yo los acuso de ser portadores de la peor enfermedad: el socialismo-comunismo.

Si de verdad fuesen antifascistas, deberían ir contra ellos mismos

P.S. Del PSOE y sus ilustres condenados como autores del mayor caso de corrupción de Europa, no hablaré. Lo hará la sentencia de los ERES, 680 millones de euros repartidos entre amiguetes, putas, cocaína y  mariscadas. La verdadera pandemia es el socialismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.