Se cumplen 20 años de la tragedia que paró el mundo. Los atentados islamistas del 11 de septiembre

Hoy día 11 de septiembre de 2021, se cumplen 20 años de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en las ciudades norteamericanas de Nueva York y Washington.

Los atentados fueron llevados a cabo por la red yihadista, Al Qaeda, secuestrando aviones comerciales, que fueron usados para ser impactados contra diversos objetivos, causando la muerte de 2.996 personas, incluidos los 19 terroristas, la desaparición de 24 víctimas,​ y más de 25 mil heridos, muchos de ellos con lesiones permanentes.

Se estimaron en más de USD 10 mil millones las pérdidas económicas

Se registró la destrucción de todo el complejo de edificios del World Trade Center, más notablemente las Torres Gemelas de Nueva York y graves daños en el edificio del Pentágono, sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

Este trágico atentado precedió a la guerra de Afganistán y a la adopción por parte del gobierno de George W. Bush y sus aliados de la política denominada «guerra contra el terrorismo»

Los terroristas islámicos, se dividieron en cuatro grupos de secuestradores, cada uno de ellos con un piloto que se encargaría de pilotar el avión una vez reducida la tripulación de la cabina.

El vuelo 11 de American Airlines y el vuelo 175 de United Airlines fueron los primeros en ser secuestrados y ambos fueron estrellados contra las Torres Gemelas del World Trade Center, el primero contra la Torre Norte y el segundo contra la Torre Sur, lo que provocaría que ambos rascacielos se derrumbasen en las dos horas siguientes.

Las Torres Gemelas constaban de 110 pisos y 417 metros de altura, (415 metros una de ellas)

2001: The second hijacked plane is seen moments before striking the second tower of the World Trade Center on September 11. Masatomo Kuriya via National Geographic Channel

El tercer avión secuestrado correspondía al vuelo 77 de American Airlines y fue impactado contra la fachada oeste del Pentágono, en Virginia.

El cuarto avión, perteneciente al vuelo 93 de United Airlines, tenía como objetivo impactar contra el Capitolio de los Estados Unidos ubicado en la ciudad de Washington D.C.

Finalmente se estrelló en campo abierto cerca de Shanksville, Pensilvania, unos 208 kilómetros antes de llegar a su objetivo, tras haber perdido el control en cabina a causa del enfrentamiento de los pasajeros y tripulantes contra el comando terrorista islámico.

Las imágenes de los atentados del 11 de septiembre aún nos sobrecogen, y muestran a la perfección el horror de aquel tráfico día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *