Santiago Abascal en Es la Mañana de Federico: «No estoy dispuesto a volver a ver una niña llorando y totalmente desprotegida»

Santiago Abascal ha acudido a Es la Mañana de Federico, denunciando el último ataque a VOX realizado el miércoles en Navalcarnero. Que además «se trataba de un lugar donde VOX ganó las elecciones y volvió a ocurrir lo mismo» que en Vallecas, por lo que el argumento esgrimido por políticos de diversos partidos de que van a «provocar» ha sido desmentido, afirma, además de ser de partida una burda excusa de argumento.

 «En Navalcarnero estábamos 1.000 personas a las que 20 energúmenos tiraban piedras» y además «lo estaban haciendo a cinco metros con la Guardia Civil en medio sin que interviniera por lo que tuve que parar el mitin»

Abascal ha llamado a los agresores «una banda de criminales» «incitados por ministras, amparados por Marlaska y justificados por Sánchez».

Ha afirmado que «La izquierda necesita de la violencia para mantenerse en el poder y a la vez cuenta con la demonización contra VOX de algunos medios de comunicación».

«Si nosotros no somos defendidos y vemos que la gente está siendo apedreada, tenemos el deber de hacer algo».

Uno de los últimos agredidos, fue una niña pequeña «a la que alcanzaron con un huevo en la cabeza, que eso ya duele» y «estaba impactadísima».

«No estoy dispuesto a volver a ver una niña llorando y totalmente desprotegida».

El presidente de VOX ha explicado que no van a permitir que»haya sitios vedados para nosotros en España» y que acudirán a todos: «sabemos lo que hay cuando vamos a algunos sitios y por eso nos comportamos pacíficamente».

«A nosotros no nos van a matar como a conejos ni nos vamos a dejar apedrear« ha afirmado contundentemente.

 Abascal ha reconocido que van a tener que hacer algo para asegurar la protección de su gente, «un servicio de orden, avanzar pacíficamente con los brazos caídos contra los que nos tiran piedras y que lo hagan los más jóvenes y aguerridos… no sé qué podemos hacer para protegernos cuando somos agredidos, y no lo digo por mi, que soy el que más protección tiene en esos actos, sino por la gente que viene».

 Los radicales violentos de izquierdas que acuden a los mítines del partido con objetos contundentes como adoquines y palos para lanzárselos, se acompañan además de grupos de menas, que traen engañados al país y a los que utilizan como «perros de presa»: «Ayer en Navalcarnero vimos banderas bereber entre los que intentaron impedir el acto de Vox».

 Enrique Santiago, el líder del PCE -corriente política equiparada por sus crímenes con el nazismo por el Parlamento Europeo-«llegó a decir que Vox había ido a Vallecas a lanzar ladrillos a la gente e insultar a los vecinos» Emplea la mentira en el congreso y la violencia en las calles contra Vox«, la máxima leninista, explicó Abascal.

LOS MENAS

Además de sus declaraciones defendiendo los carteles y la verdad objetiva que reflejan, Abascal ha expresado que no es racismo hablar de lo que están sufriendo los vecinos, amparados por datos imparciales: «Hay madrileños que no conviven con estos problemas, pero hay barrios donde saben muy bien qué significa (…) el 75% de los menores detenidos son extranjeros no acompañados, son MENAS».

No es una cuestión de racismo, sino de libertad; y sin seguridad, asegura, no hay libertad: «Si son menores lo que hay que hacer es mandarlos a sus países con sus padres. Pero no tenemos por qué sostenerlos o por qué soportarlos»

«Este es el mensaje en Madrid pero responde a una preocupación por la inmigración ilegal en toda España«.

«No tenemos fobia a los extranjeros, ni a los que entran legalmente ni a los que entran ilegalmente, que entran en España engañados por esos políticos que les prometen un falso paraíso y que esa misma izquierda termina convirtiendo en perros de presa». 

EL DEBATE

Abascal ha hablado sobre la campaña «cohesionada y coordinada» que dirige él mismo en Madrid en la que están «confrontando con el PP con contundencia cosas de Ayuso, no sólo de Casado».

«Nadie tiene dudas de qué es lo que va a hacer VOX» ha añadido.

Sobre el debate ha puntualizado que «Monasterio salió con el escudo a defender a Ayuso de algunos ataques falsos pero hemos echado en falta reciprocidad» y además insistió en «quitar el toque de queda y las restricciones».

El presidente de VOX considera que «los españoles deben protegerse pero no pueden detenerse».

También ha mencionado la ley de adolescencia e infancia impulsada por Iglesias y aprobada por populares: «La Ley Herodes es la última herencia envenenada de Pablo Iglesias y apoyada por el PP que pretende arrebatar la patria potestad a los padres que no quieren que a sus hijos se les enseñe guarrerías».

Del declive de Ciudadanos ha comentado que «un día está dentro y otro está fuera y ahora puede ser muy dañino si tiene representación porque es imprevisible lo que puede hacer», ha recalcado que en su opinión «votar a Cs es jugar a la tómbola«.

Ciudadanos, ha sentenciado, «ha perfeccionado la traición política en unos términos en los que puede competir con el PNV» con el momento cumbre de «estar en un Gobierno y a la vez perpetrar una moción de censura contra ese Gobierno».

 Ha concluido afirmando que «Estamos viendo a una izquierda que habla en chino mientras vox va a los barrios a hablar en román paladino. La izquierda habla contra los intereses de los trabajadores, mientras nosotros hablamos de los problemas de los trabajadores. Y eso se nota en lugares donde tenemos un apoyo increíble pero donde antes se votaba a los socialistas

«Gabilondo terminó diciendo la verdad», ha afirmado Abascal, al lanzarse al abrazo de Iglesias para tratar de «ganar las elecciones» 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *