Sanidad plantea nuevas actuaciones con respecto a bebidas alcohólicas y tabaco: Ni vinos ni cervezas incluidos en los menús de los bares

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) va a aprobar este miércoles la nueva Estrategia en Salud Cardiovascular. Este supone ambicioso plan del Ejecutivo, que pretende mejorar la salud del corazón de los españoles mediante políticas fiscales, concienciación social y refuerzos sanitarios

El equipo liderado por Carolina Darias ha presentado esta estrategia que contempla acciones como «colaborar con establecimientos de restauración» para promover la dieta mediterránea como modelo de alimentación cardiosaludable «sin incluir en ella el consumo de alcohol».

Ni cerveza ni vino en el menú del día de los restaurantes, pero el agua gratis

En este sentido, el Ministerio de Sanidad reclama una medida que lleva tiempo intentando implementar: instalar fuentes de agua en todo tipo de institución pública, educativa, sanitaria o deportiva, y que los restaurantes ofrezcan «agua del grifo por defecto en los menús».

Dentro de estas medidas de promoción de la salud también hay medidas relacionadas con el precio de los productos no saludables y su comercialización. Excluir de las máquinas expendedoras productos procesados y alcohol, «abogar por políticas fiscales y de precios para promover una alimentación saludable» o «mejorar la oferta alimentaria de colegios, hospitales o centros deportivos».

El plan del Ministerio de Sanidad establece una clara relación entre el riesgo cardiovascular y dos factores de riesgo: ser fumador y ser mujer.

En relación con el tabaco, el Ministerio se propone conseguir una reducción de la prevalencia del tabaquismo en España por debajo del 10% en 2040. Pretende desarrollar la ley del tabaco que está en proceso de consulta pública (donde se prohíbe fumar en las terrazas y en los coches).

Además, el Ministerio prepara actuaciones más radicales.

Viviendas libres de tabaco

En la acción estratégica del plan se insta a «ampliar los espacios libres de humo y promover los hogares libres de humo».

Las enfermedades cardiovasculares, según diversos estudios, tienen una mayor prevalencia en mujeres que en hombres, y es por eso por lo que el Ministerio pretende lanzar una línea de trabajo específica para el sexo femenino.

Se consideran diferentes acciones como desarrollar protocolos de optimización de tratamientos de enfermedades del corazón específicos en mujeres, hacer protocolos con perspectiva de género o investigar más en las causas que llevan a esta situación.

El sistema de salud también necesita ponerse las pilas en lo que respecta a mejorar su atención cardiovascular. Por ello, el plan estratégico tiene una fuerte carga de mejora asistencial tanto en Atención Primaria como en hospitalaria.

Más programas de rehabilitación cardiaca, primar el funcionamiento de las redes asistenciales de atención al infarto agudo de miocardio o mejorar la detección y diagnóstico de la insuficiencia cardiaca son algunas de esas mejoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.