Sánchez presionó en persona al presidente del TC para frenar la sentencia que declara inconstitucional el confinamiento

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, presionó en persona al presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, para frenar la sentencia que declara inconstitucional el confinamiento del primer estado de alarma.

Este miércoles, el TC aprobó la ponencia redactada por el juez conservador Pedro González Trevijano, 6 a favor y 5 en contra

Esta sentencia, estima parcialmente el recurso presentado por VOX y declara inconstitucional el confinamiento puesto que los derechos fundamentales de circulación y reunión fueron suspendidos y no limitados, algo propio del estado de excepción y no de alarma.

Fuentes jurídicas han informado a Libertad Digital de que Sánchez:

«Ha presionado a González Rivas en persona en los últimos meses en los diferentes actos públicos en los que ambos han coincidido para frenar la sentencia contra el estado de alarma. En estos actos públicos, Sánchez mantenía una conversación aparte con González Rivas, pero a la vista de las otras personas presentes».

Refiriéndose al presidente del TC, González Rivas afirmaron que:

«González Rivas claudicó a la presión de Sánchez y por ello, fue uno de los 5 magistrados del Tribunal Constitucional que votó en contra de la sentencia que declara inconstitucional el confinamiento».

Cabe recordar que González Rivas ya bloqueó la sentencia cuando fue debatida el mes pasado en el primer pleno, rechazando la ponencia de González Trevijano junto a los magistrados progresistas liderados por Conde-Pumpido.

Incluso intentó infructuosamente posponer la votación de la sentencia hasta después del verano

Otras fuentes jurídicas aseguran que la presión del Gobierno sobre el TC aumentó considerablemente el mes pasado, que es cuando se filtró el contenido de la sentencia:

«La vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo ha mantenido conversaciones con la magistrada progresista del TC y amiga personal suya, María Luisa Balaguer. Por su parte, el propio Pedro Sánchez asumió en persona las conversaciones con el presidente del Constitucional, González Rivas».

También Encarnación Roca, magistrada progresista que votó a favor de la sentencia, ha denunciado haber sido presionada por Carmen Calvo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *