Sánchez continuará con la farsa de la comisión de delitos de odio a pesar de la denuncia falsa

El presidente socialista del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha querido rectificar y continuará utilizando políticamente la «denuncia falsa» del joven que simuló un delito homófobo para ocultar a su pareja las relaciones sexuales sadomasoquistas que mantenía con otros sujetos.

Sánchez ha admitido este jueves que se trata de una «denuncia falsa» pero persistirá en convocar y asistir a la comisión de delitos de odio nacida a causa de esta farsa, que tendrá lugar este viernes.

En una declaración institucional desde Asturias, envió:

«Toda mi solidaridad, mi cariño y mi empatía hacia las personas LGTBI. Es verdad que fue una denuncia falsa pero eso no puede impedir describir lo que es verdad. La realidad que sufren, por desgracia, personas por el hecho de ser como son».

Añadió después su:

«Compromiso del Gobierno de España para con la tolerancia, el respecto, la diversidad y el compromiso del Gobierno para poner encima de la mesa medidas, instrumentos, para frenar ese incremento de los delitos de odio durante los últimos años».

Fuentes gubernamentales declaran que Sánchez no da marcha atrás porque «no puede», e insisten que a pesar del error el incremento de delitos de odio es «terrible».

Fernando Grande Marlaska, ha cifrado este aumento en un 10% y contestado a las críticas por la utilización partidista contra VOX de este falso ataque homófobo:

«Si tengo que dimitir por trabajar, por dirigir, por coordinar las actuaciones para hacer frente a una lacra social como son los discursos de odio, los delitos de odio… esa sería la única circunstancia… Lo que me preocupa es que esa oposición no está hablando de esa realidad, lo que me preocupa es que se relativice. La única responsabilidad que asumo es la de trabajar y seguir trabajando porque se han incrementado los delitos de odio en un 10%».

Marlaska percibe que:

«La individualización de un hecho concreto es banalizar. Me parece grave que banalicemos algo tan importante como estos hechos que implican un ataque a la base de la democracia que son los derechos humanos, las libertades fundamentales, la dignidad de las personas…». Y respondió a la pregunta sobre las palabras de dirigentes de Vox diciendo que determinadas «declaraciones políticas públicas y en las redes sociales generan un caldo de cultivo para que se cometan actos como los indicados».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *