Rusia invade oficialmente Ucrania. El ejército ruso avanza a marchas forzadas por tierra, mar y aire desde múltiples frentes

Estamos asistiendo atónitos a la invasión de una nación europea a otra a gran escala en pleno siglo XXI. Esta invasión de una magnitud que no se veía en el viejo continente desde la Segunda Guerra Mundial; no obstante, no está claro que vaya a generar la intervención de terceras potencias.

Decenas de ciudades ucranianas, prácticamente todas las de más de 100.000 habitantes, han sido bombardeadas, saboteadas o, como mínimo, han recibido algún ataque por parte de Rusia desde la madrugada de hoy hasta ahora que se está redactando este artículo (18:30 hora española). Según los últimos reportes, algunas en el este del país ya estarían siendo tomadas por los rusos o las milicias prorrusas.

Se calcula que al menos 100.000 soldados rusos han penetrado ya en suelo ucraniano y cientos de miles más estarían en camino de hacerlo.

Desde distintos frentes- Bielorrusia, Crimea, Donbáss, Jarkov…- las columnas mecanizadas del ejército ruso avanzan a buen ritmo y sin grandes contratiempos.

Paralelamente se producen en algunas grandes ciudades rusas concentraciones ciudadanas en contra de la guerra, algunas de las cuales ya han sido disueltas por la policía. 852 personas habrían sido detenidas en 44 ciudades de Rusia durante las manifestaciones contra la guerra de Ucrania, según el observatorio OVD-Info.

https://t.me/TheSpanishArmy/27676

Numerosos tanques y helicópteros rusos han sido abatidos, pero lo mismo ha sucedido en el bando ucraniano, que posiblemente no esperaba una invasión tan repentina y rápida.

Mientras tanto, las fuerzas aéreas y la artillería de largo alcance rusas destruyen las defensas anti aéreas ucranianas, inutilizan los aeropuertos y aterrorizan a pueblos y ciudades para desalentar el enrolamiento de civiles ucranios en las fuerzas de autodefensa.

El mar de Azov está bajo dominio total ruso, lo cual no es una sorpresa a estas alturas y deja a Mariúpol completamente rodeada. Esto permite a las milicias prorrusas y al ejército ruso avanzar hasta juntar su frente con el que sube desde Crimea y así, juntos, asegurar ya en los primeros días de contienda el sureste del país para la causa rusa.

Fuentes rusas informan de que Kherson, al norte de la península de Crimea, ya ha sido tomado por las tropas rusas, lo que ha permitido restablecer el suministro de agua en la península (esta era una de las causas que motivaron la invasión).

Esta mañana se reportaban ataques a un carguero turco desde buques rusos que ya acechan la ciudad de Odessa, en el suroeste del país. Putin está queriendo dejar muy claro a los extranjeros que no permitirá intromisiones de terceros en su guerra con Ucrania.

El presidente Zelenski ha alertado de que numerosos tanques y blindados rusos avanzan desde el norte y ya habrían tomado la región de Chernóbil, que tan solo se encuentra a unas decenas de kilómetros al norte de Kiev. Al parecer, los intensos combates en la zona habrían dañado el sarcófago que contiene los restos radioactivos de la vieja central nuclear.

Mientras el mundo occidental condena los actos de guerra de Moscú, exige su retirada de suelo ucraniano e impone fuertes sanciones, Moscú afirma que está dispuesto a negociar los términos de la rendición con Kiev. Así lo ha confirmado hoy el secretario de prensa del Kremlin, Dmitry Peskov.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.