Rusia ataca Mariúpol con bombas de fósforo blanco, proyectil letal, ilegal y devastador: «el infierno ha llegado a Azovstal»

Petro Andriushchenko, asesor de la alcaldía de la ciudad ucraniana de Mariúpol, ha denunciado que Rusia ha lanzado bombas de fósforo blanco contra Azovstal, uno de los últimos bastiones defensivos ucranianos que permanecen en la ciudad, poco después de que el país ganara en Eurovisión.

Las bombas de fósforo blanco son un tipo de proyectil incendiario que empieza a arder al contacto con el aire y que por su alcance indiscriminado y la terrible devastación que causan, su uso en zonas pobladas está prohibido según el derecho Internacional.

Andriushchenko ha declarado en Telegram, junto a un vídeo con imágenes del ataque, que:

«El infierno ha llegado a la Tierra. A Azovstal».

Según denuncia, los rusos habrían utilizado:

«Proyectiles incendiarios 9M22S con capas de termita. La temperatura de combustión es de unos 2-2,5 mil grados centígrados. Es casi imposible detener la quema».

Las imágenes mostradas en su Telegram, permiten ver proyectiles en los que se pueden leer inscripciones refiriéndose a la Orquesta Kalush, grupo ganador del concurso celebrado el sábado por la noche en Italia.

El asesor ha añadido, junto a una foto de una bomba rusa con la leyenda «Kalush, como pedísteis» y la fecha de la final que:

«Así reacciona Rusia a nuestra victoria».

Por el momento, las imágenes no han podido ser verificadas de forma independiente.

En estos instantes hay alrededor de 1.000 personas en la sitiada planta de Azovstal, que continúa rechazando la rendición y resistiendo a los invasores rusos. Los intentos de rescate están siendo muy complicados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *