Rocío Monasterio reducirá a la mitad la Asamblea de Madrid y su Gobierno si gana en las elecciones del 4-M

Una de las puntas de lanza de la candidatura de Rocío Monasterio para la Comunidad de Madrid ha sido la intención de reducir a la mitad el número de miembros de la Asamblea de Madrid y el número de Consejerías.

La candidata de Vox a las elecciones del 4-M, considera que es necesario reducir considerablemente la administración autonómica:

«No puede ser que sigan creciendo los ‘carguitos’ de a 100.000 cuando la gente está pasando verdaderas necesidades».

«Tenemos que parar porque los recursos que tenemos no son para los ‘colocaditos’ de los partidos».

«Nosotros vamos con un programa claro Hay que elegir entre los que apuestan por los ‘colocaditos’ a 100.000 o por los que estamos por resolver los problemas, por afrontar los problemas de las viviendas, por los que estamos por solucionar las colas del hambre, por los que estamos por la seguridad…»

En cuanto a la posibilidad de formar parte de un gobierno con Isabel Díaz Ayuso, insistió en aclarar:

«Haremos lo posible para frenar la entrada en Madrid de un Gobierno radical de izquierdas».

Monasterio manifestó también la delicada situación que vive Madrid frente a la inseguridad ciudadana como uno de sus grandes retos.

Rocío Monasterio denuncia el aumento de la inseguridad ciudadana y que la inmigración ilegal «campa a sus anchas en los barrios»

«No puede ser que la gente en Madrid escuche lo que cree que son petardos y se encuentre tiros en sus persianas».

«La inseguridad ha empeorado muchos en estos meses en Madrid».

«Los problemas en Madrid son la vivienda, la falta de empleo, la inseguridad, el aumento de la inmigración ilegal que campa a sus anchas en los barrios.. esos son los problemas que los ciudadanos reclaman que se solucionen». «Hay un alto porcentaje de inmigantes que están de forma ilegal y hay un alto índice de delincuencial».

Defiende la necesidad de votar Vox porque es un partido «que resuelve problemas, que escucha y que luego se pone manos a la obra. No como otros que escuchan y cuando pasan las elecciones, se olvidan».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *