Resumen | Real Oviedo 2-3 UD Logroñés: Locura en el Tartiere

Por Millán Ruiz

La UD Logroñés se impuso anoche en un partido de locos ante un Real Oviedo que ahonda aún más la crisis en la que se encuentra. Partido de emergencia el que se disputaba ayer en el Estadio Carlos Tartiere entre dos equipos que necesitaban ganar para dejar el descenso y alejar fantasmas de jornadas pasadas.

Sin embargo, el Logroñés, en una mala primera mitad y una gran segunda parte, logró imponerse ante el Real Oviedo donde lo más destacado fueron los dos goles de Leo Ruiz, el debut de Bogusz y el VAR.

La primera mitad arrancaría con un Oviedo que apretaría desde el primer momento. De hecho, en uno de los muchos apuros defensivos que sufrió la zaga blanquirroja a lo largo del partido, llegó el primer tanto a raíz de un mal despeje de Bobadilla que acabaría marcándose en propia. No todo serían buenas noticas para el equipo de Ziganda: una falta de Grippo sobre Roni acabaría saldándose con tarjeta roja, previa intervención del VAR, que corrigió al colegiado.

El resto de la primera parte transcurriría prácticamente de la misma forma a cómo empezó: un Logroñés errático en los pases clave, sin apenas llegadas y con el Oviedo generando peligro una y otra vez. De hecho, antes de llegar al descanso, el VAR tuvo que intervenir para anular un gol ilegal al Real Oviedo que ya se veía con dos goles de ventaja antes de poner rumbo al túnel de vestuarios.

La segunda parte fue otro mundo. El Logroñés despertó y empezó a inquietar el área de los carbayones. Así, a los pocos minutos de haberse reanudado el partido, Leo Ruiz marcaba el primero para los blanquirrojos y el primero en su cuenta personal. Dos minutos más tarde, se consumaba la remontada riojana con otro tanto del colombiano logrando así su primer doblete de la temporada.

Sin embargo, los errores defensivos volvieron a lastrar al Logroñés ya que tras un mal córner defendido, Obeng marcó a bocajarro poniendo las tablas de nuevo en el marcador. Con una igualdad bastante clara entre ambos conjuntos, se producía el tan ansiado debut de Bogusz, que disputó unos muy buenos minutos e incluso casi logra mandar un balón al fondo de la red desde larga distancia.

En el último tramo de partido, un saque de esquina propició que Roni, tras dos rebotes previos, marcara el tercer gol para el Logroñés y el último del partido. Así, el equipo de Sergio Rodríguez abandona provisionalmente los puestos de descenso y hunde aún más a un Real Oviedo que tan solo acumula una victoria y que se adentra de lleno en una importante crisis deportiva.

Publicaciones relacionadas

Deje su comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

UA-179152841-1