Rechazados los recursos de apelación de tres de los presuntos asesinos de Samuel contra la prisión provisional: uno de los menores estaba en libertad vigilada

La sección primera de la Audiencia Provincial de La Coruña ha rechazado el recurso de apelación interpuesto por tres de los investigados por el asesinato de Samuel Luiz, dos de ellos menores y el último mayor de edad, contra el auto de la magistrada instructora que determinó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza.

Uno de los dos menores infringió, tal y como señalan los jueces de la Audiencia, la medida de libertad vigilada y:

«Precisamente durante el período de cumplimiento de esa medida cuando presuntamente se infringe de nuevo la ley de un modo tan contundente y con consecuencias tan luctuosas, evidenciándose así una clara progresión delictiva que exige una respuesta sancionadora-educativa inmediata».

Contra esta resolución no cabe presentar recurso

Los magistrados han considerado que la prisión, en base a la investigación y pruebas encontradas, «se encuentra justificada y aparentemente motivada» por el asesinato de Samuel Luiz.

El tribunal añade que existen:

«Indicios racionales de comisión por parte de un recurrente (K.A.S.C.) de un delito de homicidios».

Y también de:

«Su participación en la brutal y prolongada agresión física perpetrada sobre la víctima, a la que varias personas propinaron continuos golpes y patadas hasta causar su muerte por traumatismo craneoencefálico».

Aquí hacen referencia al único de los detenidos que ha insistido en mantener su inocencia desde el principio.

Además de la gravedad del delito cometido y la subsiguiente pena que le corresponde, los magistrados consideran que la prisión está justificada por el «riesgo evidente» de que el apelante:

«Pudiese tratar de obstruir la investigación y de alterar o influir sobre las fuentes de prueba, especialmente en lo que se refiere a los testimonios».

Puesto que el procedimiento continúa en la fase inicial:

«Pendiente de práctica de diligencias esenciales para el debido esclarecimiento de los hechos y de la participación del investigado en los mismos».

Así pues los jueces consideran «prematura e infundada una revisión de la medida privativa de libertad»

Indican también que el arraigo residencial y familiar alegados en el recurso son insuficientes para sustituir la prisión.

También han rechazado los recursos de apelación interpuestos por los menores y mantenido la medida de internamiento en régimen cerrado puesto que «existen fundados indicios» de su participación en el crimen (entre otros, documentación gráfica) y además fueron identificados por testigos como uno de los sujetos que salvaje e incesantemente agredieron a la víctima.

Asimismo han considerado que ambos menores tienen alto riesgo de fuga y pueden obstruir la justicia puesto que la investigación sigue en curso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *