Rallo explica en un vídeo por qué no ha habido una derogación ni una reforma sustancial de la reforma laboral del PP de 2012

En la mayor parte de asuntos los cambios no modifican prácticamente nada la reforma laboral del PP, por lo que la nueva contrarreforma de PSOE y Unidas Podemos sería meramente cosmética con algunos cambios puntuales que no modifican nada trascendental.

En algunos apartados ha algún cambio perceptibles, pero en aspectos que ya habían sido tocados con otras leyes anteriores. En este sentido, la contrarreforma no cambia nada.

PSOE y UP no solo no han podido derogar la reforma, sino que han institucionalizado y convertido en «reforma de consenso» la mayor parte de la reforma de 2012.

El comentario que hizo en su momento Echenique de «a la reforma laboral del PP no le van a quedar ni los palos del sombrajo» suena hoy más ridículo que nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.