¿Qué pasaría si el Partido Popular expulsase a Isabel Díaz Ayuso del partido? ¿Dejaría de ser presidenta de la Comunidad de Madrid?

Esta es una pregunta que muchos lectores se están planteando en este momento. Por suerte el asesor electoral Marcos de la Morena ha respondido a esta duda generalizada.

«En principio, aunque la echen del PP, su puesto no peligra, salvo que hubiese movimientos en la asamblea de otros partidos o del suyo propio. Al final, ella es la persona que han elegido los diputados para presidir la comunidad», explica.

«Si la echan, seguiría como diputada, aunque debería apuntarse al grupo independiente. Pero como el Gobierno ya está conformado, no habría cambios, salvo que la persona que pusiese el PP en su puesto quiera disputar la presidencia de la comunidad», añade.

«En ese caso, lo que haría el partido es provocar una moción de censura contra Ayuso y, con los números que hay en la cámara, la perdería y pondrían a un nuevo presidente», indica, pero matiza:

«Eso sí, por ahora, de forma automática, mantendría el puesto»

Por lo que, de darse esta situación, quedaría en manos de los diputados del PP de la Asamblea de Madrid el que Ayuso siga o no en su puesto actual.

«En el Congreso ya hay un diputado de Ciudadanos que renunció, al principio de la legislatura, y ahora está en el grupo mixto, como independiente. O si al final suspenden a los dos diputados de UPN que votaron en contra de la Reforma Laboral, pasaría lo mismo. Así que con Ayuso sería algo similar. Es decir, se le cambiaría de despacho en la Asamblea, pero como su cargo en la Comunidad de Madrid fue votado en la cámara, ya no se podría dar marcha atrás, lo mantendría hasta una eventual moción de censura si no quiere dimitir», argumenta.

«Ha pasado muchas veces. Suele haber este tipo de tensiones en los ayuntamientos: el alcalde se enemista con su partido, se acaba quedando como independiente y, después, se vuelve a presentar a las elecciones con un partido nuevo o se adscribe a otro. Ha ocurrido bastante del PP a Ciudadanos«, afirma.

Finaliza argumentando que normalmente esto sucede cuando el alcalde deja el partido por su propio pie aunque, ha concretado que, en algunos casos ha pasado con políticos que estaban en «casos de corrupción» o por otros motivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.