Purga en el Tribunal de Cuentas; el pacto de renovación PP-PSOE provoca más de 70 ceses

Enriqueta Chicano, la nueva presidenta del Tribunal de Cuentas propuesta por el PSOE, está realizando una «purga» tras el pacto de renovación PP-PSOE que ha llevado a más de 70 ceses en las últimas semanas.

Cabe recordar que el PP «desactivó» el Tribunal de Cuentas tras saber que iba a tumbar los avales presentados por la Generalidad para los golpistas

Todo ello en el marco del procedimiento abierto por el golpe del 1-O y su «acción exterior».

PACTO PP-PSOE

El pacto alcanzado en noviembre por populares y socialista ha supuesto la renovación de 10 de los 12 consejeros del tribunal

Un asunto clave para PP-PSOE y un golpe demoledor para el Tribunal ha sido el cese de Margarita Mariscal de Gante, ministra de Justicia durante el Gobierno de José María Aznar.

Iba a encargarse de enjuiciar el caso del 1-O y su «acción exterior»

Ahora será sustituida por Elena Hernáez, ex presidenta del Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid, propuesta por el PP.

Entre otras cosas el acuerdo ha supuesto que:

  • Siete de los consejeros propuestos por el PP en la anterior renovación y 2 de los 4 del PSOE salgan. También se ha cubierto la baja de un socialista.
  • Los únicos consejeros mantenidos son Enriqueta Chicano y Dolores Genaro, ambas propuestas en su día por el PSOE.
  • Enriqueta Chicano sea la nueva presidente del tribunal.
  • La creación de un super departamento de Presidencia de Fiscalización en manos de la consejera mantenida por el PSOE, Dolores Genaro.
  • Miguel Ángel Torres, ex fiscal jefe del Tribunal de Cuentas, ha sido nombrado consejero del Departamento de Fiscalización de Entidades Locales. Su cargo ha sido ocupado por Manuel Martín Granizo, un fiscal de la Unión Progresista de Fiscales UPF por decisión de la fiscal general del Estado y también miembro de UPF, Dolores Delgado.
  • La fiscalización de las Comunidades Autónomas se encuentra en manos de Luis Antonio de Padua Ortiz de Mendivil Zorrilla, consejero propuesto por Podemos.

Fuentes han informado a Libertad Digital de que Chicano:

«Está reestructurando el tribunal para ponerlo al servicio del PSOE».

Y es que desde noviembre un 10% de la plantilla, principalmente auditores y letrados encargados de fiscalizaciones. ha sido cesada. Algunos departamentos, indican, han sido reestructurados al 90% y se ha eliminado uno. Señalan que el objetivo ha sido concentrar el poder, algo apoyado por el cese del personal de confianza.

Así pues, explican, el PSOE pasaría a controlar también el Tribunal de Cuentas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *