Proetarras de la kale borroka atacan violentamente a Desokupa: «Vinieron a lincharnos»

La muy conocida empresa de desalojos Desokupa, nacida como respuesta a las medidas legales que desprotegen a la población frente a los okupas, sufrió el pasado jueves 14 de abril un ataque sin precedentes por parte de la kale borroka.

Daniel Esteve, propietario de la empresa, y su equipo habían acudido a recuperar un edificio de tres plantas ocupado por tres miembros de la kale borroka en un pueblo del País Vasco llamado Abadiño.

Pero lo que debería haber sido un desalojo sencillo y pacífico se convirtió en un ataque brutal en el que un centenar de proetarras pro-okupas de la izquierda abertzale «atacaron violentamente» a Desokupa.

Los okupas se habían ido voluntariamente, pero resultó que sólo se habían marchado para reunir a sus huestes; volvieron de nuevo con un grupo de 100 sujetos de la kale borroka.

Esteve declaró que: «Éramos siete contra cien personas. Vinieron a lincharnos. Acabamos a tortas. Finalmente tuvieron que venir los antidisturbios y liarse con las porras con ellos».

El salvaje ataque se saldó con la detención de una persona, la imputación de otras dos pertenecientes al movimiento pro-okupa vasco y una contusión sufrida por un agente. Afortunadamente los miembros de Desokupa salieron ilesos.

«Nosotros estamos bien, por suerte. Pero están contando en los medios una historia falsa sobre los hechos. Me llamó un periodista vasco preguntándome que si no sentía que era coacción ir a una casa okupada, con siete de mis trabajadores, y le contesté que ellos se plantaron con cien personas tirándonos ladrillos. Siete contra cien, ¿eso no es coacción?«

Ha concluido afirmando que: «Atacan siempre con lo mismo, que si somos neo-nazis o de extrema derecha. Los okupas están mintiendo y tienen el apoyo de los mismos políticos de siempre, como es el caso del Ayuntamiento de Bildu. Cuando desocupamos vino un camión para que se pudiera descargar el material de los obreros y la policía municipal los obstaculizaba para que no pasara. Y a nosotros nos trataron fatal la policía local, sin embargo, La Ertzaintza nos trató muy bien».

También han explicado que ya habían hablado con los okupas un mes antes y éstos se habían comprometido a abandonar el edificio: «Lo hicimos todo legalmente. «El propietario es un hombre vasco que ha padecido durante tres años la okupacion de estos kale borroka. Encima, por si fuera poco, el Ayuntamiento, a favor de los okupas, porque el gobierno es de Bildu, requirió al propietario que arreglara el edificio ya que había cascotes en la vía pública. Entonces conseguimos un permiso para entrar a reformarlo. Aunque estos okupas habían cambiado la llave del portal. Eso se considera coacciones, un okupa no puede cambiar la llave del portal y estos tíos lo habían hecho. Finalmente, conseguimos un informe de actuación del Ayuntamiento para entrar porque el edificio se derruía por completo. Lo hicimos todo legal y el chico que estaba dentro en ese momento no fue coaccionado porque yo grabé cómo estaba firmando nuestro documento sin ningún problema y recogió pacíficamente»

Podemos y Bildu han salido a condenar a los miembros de Desokupa como individuos peligrosos de la extrema derecha y en ningún momento han condenado la violencia de sus atacantes.

Aun es más, Julen Arzuaga, parlamentario de Bildu, ha pedido explicaciones al Departamento de Seguridad sobre el desalojo de una vivienda okupada en el barrio de Zelaieta de Albadiño añadiendo que: «Es preocupante que una empresa como Desokupa, que hace desalojos al margen de las vías judiciales y reventando de alguna manera los mensajes de la extrema derecha, lleve a cabo un operativo de estas características, y más aún si cuenta con el apoyo de la Ertzaintza».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *