Icono del sitio Nuestra España

Primera acción del renovado Tribunal de Cuentas: sancionar al PP por financiación ilegal en plena campaña electoral de Castilla y León

El Tribunal de Cuentas, recientemente renovado tras el acuerdo PP-PSOE, quiere sancionar al Partido Popular por financiación ilegal en plena campaña electoral de las elecciones autonómicas de Castilla y León.

Según indica Libertad Digital, Enriqueta Chicano -la nueva presidente propuesta por el PSOE que está llevando a cabo una masiva purga en el tribunal- ha decidido, en virtud de su posición, incluir en el orden del día del pleno de este jueves:

«Una propuesta de acuerdo de apertura de período de información previa a la formación política Partido Popular por irregularidad consistente en la posible aceptación de donaciones o aportaciones contraviniendo lo dispuesto en el artículo 5 de la ley orgánica 8/2007, de 4 de julio, sobre financiación de los partidos políticos».

Esta presunta irregularidad sería objeto de sanción y habría llevado al ingreso de 3.738 euros en las cuentas del PP, procedentes de personas jurídicas o de personas no identificadas durante el ejercicio 2017.

Es importante añadir que tales irregularidades están recogidas en un informe de fiscalización de partidos políticos que aún no ha sido aprobado por el pleno de tribunal. Sus ponentes han sido la mano derecha de Chicano y consejera a propuesta del PSOE, Dolores Genaro, y Elena Hernáez, propuesta por el PP para sustituir a Margarita Mariscal de Gante y ex presidenta del Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid.

Las fuentes del mencionado periódico denuncian que el tribunal:

«Quiere iniciar por primera vez un expediente sancionador contra un partido político, sin ni siquiera haber aprobado el informe que recoge las presuntas anomalías denunciadas».

Y añaden:

«Todo responde a una persecución al PP perfectamente planificada para hacerle daño en plena campaña de las elecciones autonómicas de Castilla y León. Es una absoluta irregularidad».

Paradójicamente, ha sido el propio PP el que pactando la renovación con el PSOE le ha dado las armas para empezar dicha persecución contra ellos mismos

CRUZADA CONTRA VOX Y PP

Chicano pidió que se iniciara una cruzada contra VOX y PP a consecuencia de las leyes de género a través de un correo electrónico enviado a todo el personal el 15 de enero de 2019 con un documento titulado «Ni un paso atrás» aprovechando que en esos momentos era la presidente de la Comisión de Igualdad del tribunal.

En dicho escrito exigía frenar a las formaciones y se refirió a ellas como:

«La bestia parda que anida en cada rincón de la patria quiere liquidar la Ley contra la Violencia de Género, y sustituirla, claro, por una Ley de Defensa de la Familia».

Tras esta afirmación voces sostienen que Chicano debería abstenerse de votar este jueves puesto que la normativa del Tribunal de Cuentas requiere que

«El personal que participe en los procedimientos fiscalizadores deberá actuar con la debida independencia respecto a la entidad fiscalizada».

Y además:

«No podrán participar en la fiscalización de una entidad quienes tengan algún interés personal en la misma».

Aún es más:

«Cuando una persona designada para participar en una fiscalización o, en su caso, en el curso de la misma, apreciase la concurrencia de cualquier circunstancia que pudiese afectar a su independencia, imparcialidad u objetividad, lo podrá en conocimiento de la superiora o superior jerárquico, quién decidirá sobre su permanencia o sustitución en el equipo fiscalizador».

Sus anteriores actuaciones parecen indicar una clara falta de imparcialidad y objetividad

Salir de la versión móvil