Presentada una denuncia de abusos sexuales a una menor tutelada bajo la Junta de Castilla La Mancha del socialista García-Page

Los padres de una niña de 14 años han denunciado que presuntamente sufrió abusos sexuales cuando residía en un centro de menores tutelado de la Junta de Castilla La Mancha presidida por el socialista Emiliano García-Page.

La menor ingresó en un centro de la Consejería de Bienestar Social de Guadalajara en diciembre de 2019, después de haber denunciado una presunta agresión de sus propios padres, cuando estos intentaban separarla de su novio que:

«Estaba metido en el mundo de la droga».

Pocos meses después, recibieron un informe del Sistema de Evaluación y Registro en Acogimiento Residencial SERAR de la Junta de Castilla-La Mancha que les alertó del presunto abuso sexual:

«A principios del mes de marzo, la menor verbaliza tener un retraso en su menstruación».

Y continúa el escrito:

«Reconoce a los educadores haber practicado relaciones sexuales sin protección».

En esos momentos, la menor estaba a la espera de que el médico valorase:

«El pautar anticonceptivos orales para regular su menstruación además de evitar embarazos no deseados».

DENUNCIA

Fue después de recibir dicho informe que los padres tomaron la decisión de presentar una denuncia, en febrero del año pasado, en la que declaraban haber sabido a través del documento que su hija, a pesar de tener sólo 14 años y estando bajo la tutela de centro había tenido relaciones sexuales sin medidas profilácticas y que el personal que debía protegerla le había permitido tomar anticonceptivos para evitar el embarazo sin consentimiento de los padres.

Tal y como indica Libertad Digital, esta denuncia señala que:

«No cabe la menor duda, que tener relaciones sexuales con una menor de 14 años, esté considerado delito de abuso sexual, recogido en el artículo 183-1 del Código Penal».

Así pues, los padres exigen que se determine quién o quiénes han sido los sujetos que han abusado de su hija y que se proceda conforme a la ley con éstos

También afirma el documento que la institución que tutela a la menor a pesar de saber que se han mantenido relaciones sexuales con una menor -lo que constituye un delito- no ha tomado ninguna medida.

Y recalcan que ni siquiera puso el delito en conocimiento de la Fiscalía «haciendo dejación de las funciones que le impone la Ley»

ARCHIVO DE LA DENUNCIA

En agosto de ese mismo año el Juzgado de Instrucción número 2 de Guadalajara archivó la denuncia sin investigar los hechos ni practicar diligencia alguna

Por lo tanto, los padres procedieron entonces a la presentación de un recurso, en el que instaban a Juzgado y Fiscalía que ordenasen la apertura de una investigación y la realización de las pruebas solicitadas; entre ellas:

«Que los servicios de forense reconozcan a la menor e informe al Juzgado si la niña ha sufrido acceso carnal».

El auto, según explican en el recuso, justifica el archivo de la denuncia en el hecho de que no fue debidamente justificada la comisión del delito, a pesar de que el informe del mismo centro de menores establece las relaciones de la menor e incluso el hecho de que iba a pautarle anticonceptivos a fin de evitar embarazos y por ser de 14 años es un delito.

Además aseguran que no es razonable que jamás se haya realizado ni la más mínima investigación

RESPONSABILIDAD PENAL; LA IDENTIDAD DEL PRESUNTO AGRESOR

Es fundamental conocer la identidad de aquel o aquellos que mantuvieron relaciones con la niña. Si fuera una persona de la misma edad o muy parecida, no se trataría de un abuso sexual tal y como recoge el artículo 183 quater del C.P.:

«El consentimiento libre del menor de dieciséis años excluirá la responsabilidad penal por los delitos previstos en este Capítulo, cuando el autor sea una persona próxima al menor por edad y grado de desarrollo o madurez».

Sin embargo, antes de ser aplicado se debe conocer la identidad de los sujetos y para ello se debe investigar el caso

RECURSO PENDIENTE ANTE LA AUDIENCIA PROVINCIAL

El pasado 11 de abril, el Juzgado de Instrucción número 2 de Guadalajara rechazó las alegaciones presentadas por los padres señalando que:

«No consta en la causa ni de las alegaciones realizadas por los denunciantes indicio alguno de la perpetración de delito ni siquiera de persona determinada. Los denunciantes, padre de la menor, a los que se les retiró la patria potestad por parte de Servicios Sociales, ponen de manifiesto que su hija, mientras estaba tutelada, mantuvo relaciones sexuales. Este hecho por sí solo no supone delito alguno».

Y añade que:

«Los denunciantes no indican qué persona hubiera podido mantener las referidas relaciones sexuales con la menor, tampoco manifiestan que las mismas hayan sido no consentidas, y dado que los servicios sociales ostentan su tutela, adoptan las decisiones que consideran más convenientes para la menor, en este caso y prescripción médica se valorará pautar anticonceptivos orales.»

Los padres han presentado un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Guadalajara, que todavía no ha sido resuelto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.