PP y Vox a un paso de gobernar La Rioja

Los últimos sondeos electorales que se están publicando señalan un cierto desgaste del actual Gobierno riojano.

Electomanía, empresa de encuestas de opinión que presenta mayor índice de acierto en los últimos tiempos que el CIS de Tezanos, establece que, en La Rioja, de celebrarse hoy las elecciones autonómicas el PSOE obtendría 14 diputados, que junto a los 3 diputados de Izquierda Unida-Podemos les permitiría reeditar su pacto de coalición. Sin embargo, el Partido Popular acecha con 13 diputados, a los que acompañarían 3 diputados de Vox. Ciudadanos perdería toda representación y el Partido Riojano seguiría fuera del hemiciclo.

Esta situación tiene que generar preocupación a Concha Andreu. La Presidenta lleva una legislatura de color de rosa, con una oposición prácticamente desaparecida y cuya consecuencia lógica debería de haber sido el aumento significativo del porcentaje de votos a recibir.

A pesar de ello, tanto socialistas como comunistas, se encuentran estancados y no solo no han sabido aprovechar esta oportunidad, sino que están cometiendo innumerables errores de estrategia y de toma de decisiones que va a influir mucho en la opción que elijan los riojanos en las urnas.

Acompaña, además, el gran malestar social que existe en todos los sectores riojanos, que ven como las ayudas prometidas no llegan mientras que la apuesta de la Presidenta riojana para su distribución a través de la ADER y del Plan de Trasformación de La Rioja, presentado en febrero de 2.021, están siendo un auténtico fracaso.

En la ADER ya se produjo este año la salida del gerente Fernando San José, siendo sustituido por Luis Alonso Fernández con el mismo poco éxito. Por su parte, el citado Plan de Transformación de La Rioja, supuso la creación de nuevos cuatro­­ altos cargos, liderados por el exconsejero José Ignacio Castrejana, pero que, aparte de su función de agencia de colocación de cargos socialistas, no está teniendo la plasmación anunciada de que lleguen al tejido empresarial riojano los tan esperados fondos europeos Next Generation ni la creación de empleo.

En esta última etapa que queda hasta la celebración de las elecciones autonómicas tampoco favorece al Gobierno riojano la situación en la que se encuentra el Gobierno de España, con un PSOE maniatado por las formaciones independentistas y con Podemos en sus horas más bajas con declaraciones incomprensibles y estrafalarias que sacan a la luz las incongruencias de la formación de extrema izquierda y la falta de entendimiento que mantiene con Pedro Sánchez.

Así mismo, los próximos meses van a ser meses muy intensos en las calles. El transporte ya ha empezado a expresar con contundencia su malestar. En el día de hoy también se espera que agricultores, ganaderos, cazadores y pescadores realicen una manifestación histórica y multitudinaria por el hartazgo que sienten frente a la inacción del gobierno y que está llevando a la ruina a muchos de ellos, mientras ven como se riega de dinero público a los sindicatos de la vergüenza, UGT y CCOO, para comprar su silencio frente a una inflación galopante y una enorme pérdida de capacidad adquisitiva.

Ante esta coyuntura y ante un futuro repleto de pesimismo, cada vez cobra mayor fuerza la hipótesis de que haya un adelanto al año 2.022 de las elecciones nacionales y de las elecciones autonómicas en La Rioja, previstas inicialmente para mayo 2.023, intentando evitar de esta manera que coincidan con el punto más crítico del hundimiento de la economía.

Concha Andreu estaría encantada de que se produjera el citado adelanto electoral, y cuanto antes mejor, aunque no encontraría justificación para convocarlas de manera particular en La Rioja si primero no lo anuncia Pedro Sánchez a nivel estatal. Aun así, Concha sabe a ciencia cierta que, cada día que pasa sin celebrarse las elecciones, supone para ella la pérdida de muchos votos que pueden ser decisivos.

En todo caso, incluso aunque se produzca el citado adelanto electoral, tanto PP como Vox van a tener la maquinaria preparada, dado que desde hace varias semanas contemplan este escenario como más que posible.

Por todo ello es previsible que en las próximas encuestas tanto PP como Vox reflejen un claro repunte en estimación de voto que les permitirá aspirar, con una base sólida, a la obtención de la mayoría absoluta en La Rioja, se adelanten o no las elecciones autonómicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.