Polonia reclama de Alemania 1,3 billones de euros para reparar los daños de la Segunda Guerra Mundial

Berlín rechaza cualquier tipo de demanda económica remitiéndose al tratado para la reunificación de Alemania

Polonia reclama de Alemania reparaciones por valor de 1,3 billón de euros por los daños sufridos durante la Segunda Guerra Mundial y la invasión alemana de Polonia.

Coincidiendo con el 83 aniversario del comienzo de la guerra desatada por los nazis, Jaroslaw Kaczynski, presidente del gobernante partido Ley y Justicia (PiS), demandó este jueves de Berlín el pago de esa enorme cantidad a su país. El Gobierno alemán, por su parte, rechazó todo tipo de reclamación económica.

«Los alemanes asaltaron Polonia y nos causaron daños enormes. La ocupación fue increíblemente criminal, increíblemente cruel y tuvo efectos que en muchos casos perduran hasta el día de hoy«, aseguró Kaczynski, quien se mostró dispuesto a negociar personal y directamente con Alemania el pago de esas reparaciones. »No podemos pasar página solo porque a alguien le parece que Polonia se encuentra en una situación radicalmente inferior a la de otros países».

Kaczynski se pronunció de esa manera tras la publicación en Varsovia de un informe que detalla y argumenta las reclamaciones de reparación del Ejecutivo nacionalista polaco ante sus vecinos.

Una tragedia imborrable

Tras dos siglos de ocupación prusiana, austríaca, rusa y alemana, a Polonia le tocó sufrir como a pocos las dos guerras mundiales, especialmente la segunda. Tan solo en Polonia perecieron durante el conflicto hasta 6 millones de personas. En proporción a su población, Polonia es el país del mundo que más muertos contó durante el conflicto.

Arkadiusz Mularczyk, director de la comisión parlamentaria encargada de la investigación, señaló que en la elaboración del informe participaron unos treinta expertos, entre ellos historiadores, economistas y peritos inmobiliarios.

Para Berlín esa cuestión quedó definitivamente resuelta con la firma del acuerdo suscrito por los dos estados alemanes, la República Federal y la extinta República Democrática, y las cuatro potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial justo antes de la reunificación del país en 1990.

El líder opositor polaco y expresidente del Consejo Europeo Donald Tusk acusó a Kaczynski y su formación de orquestar una «campaña antialemana» por motivos electorales. «El jefe del PiS Jaroslaw Kaczynski no ha convertido precisamente en un secreto su intención de lograr mayores apoyos para el partido gobernante con esta campaña antialemana», afirmó Tusk

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.