Polonia rechaza la decisión de Estrasburgo: No atenderá a los refugiados atrapados en la frontera

Estrasburgo ha pedido a Polonia que suministre «a todos los solicitantes de asilo alimentos, agua, ropa, cuidados médicos apropiados y si es posible albergues temporales», pero Varsovia no parece estar por la labor.

Polonia está dispuesta a seguir enviando paquetes de ayuda humanitaria a los refugiados en suelo bielorruso- cargamentos que hasta ahora son rechazados por las autoridades de Minsk-, pero ya está.

Miles de inmigrantes han atravesado en los últimos meses la frontera de Bielorrusia hacia países europeos, en represalia del gobierno de Minks por las sanciones impuestas.

Los gobiernos de Polonia, Estonia, Letonia y Lituania han denunciado conjuntamente que se trata de un flujo migratorio «planificado y sistemáticamente organizado» por el Gobierno bielorruso. En estos momentos se encuentran erigiendo vallas fronterizas para contenerlo. La frontera se ha convertido en un circo mediático en el que los activistas, que no pueden llegar hasta los refugiados atrapados entre los dos ejércitos, se comunican con ellos por megáfonos y a través de pancartas.

«El tiempo es cada día más lluvioso y frío, hacemos un llamamiento al gobierno para que tome decisiones al más alto nivel para salvar a estas personas», dice Czarnog. Varsovia insiste, esas personas se encuentran en territorio bielorruso y el gobierno de Minsk es el responsable de la situación.

El primer ministro polaco, Marusz Morawiecki, ha dicho «estamos obligados a cuidar nuestra frontera (…) para que los inmigrantes ilegales no puedan ingresar a territorio de la Unión Europea».

El país centroeuropeo no atenderá a los refugiados atrapados en la frontera, negando así la demanda del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Desde Varsovia afirman que ceder en este terreno significaría claudicar frente al dictador Lukashenko y su «guerra híbrida» contra la Unión Europea.

Un grupo de 32 afganos y 41 kurdos iraquíes acudieron al Tribunal Europeo de Derechos Humanos que mediante la ONG Ocalenie (Socorro).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *